post icon
Titulo original: The Curious Case of Benjamin Button
Director:David Fincher
Elenco: Brad Pitt, Cate Blanchett
Duración: 166 mins.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2008
Premios: Mejor actriz de reparto, Austin Film Critics Association / Mejor pelicula & mejor fotografia, Houston Film Critics Association / Mejor pelicula & mejor adaptación, National Board of Review / Mejor pelicula, St. Louis Gateway Film Critics Association Awards / Mejor director, Vancouver Film Critics Circle Awards / Mejor direccion de arte, Washington D.C. Area Film Critics Association
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

Con “El curioso caso de Benjamin Button” me paso algo muy similar que con “El laberinto del fauno”. Me fui metiendo en la película hasta que ya no quedaba nada más que la historia y los personajes.

La atípica y curiosa historia de Benjamin me absorbió desde el principio. Con esa melancólica historia del relojero ciego que construye un reloj que retrocede en el tiempo a fin de que su hijo y los otros soldados que murieron en la guerra, puedan volver. Poesía y anhelo puro.

Pero la magia no llega hasta ahí y lo que sigue es imperdible.

Cabe aclarar eso si, que la historia es narrada por la hija de una anciana al borde de la muerte. Madre e hija revuelven el pasado valiéndose de un viejo diario de vida que la anciana ha cuidado por decadas.
Con eso aclarado, vámonos por lo lindo.

Benjamin Button nace de padres normales. Eso si, el parto termina con la vida de su madre quien no aguanto el procedimiento.
El problema es que el niño no es como debiese y al verlo, su padre (en un arranque de locura) lo toma y lo deja en las escaleras de una casa de reposo.
Allí lo recoge la pareja de Queenie y Tizzy un joven matrimonio de color que trabaja en la casa.
Ellos recogen a Benjamin y lo cuidan como un hijo.

Los años pasan y lo raro de Benjamin se hace manifiesto: es arrugado y calvo, al igual que un anciano.
Eso si, entre ancianos Benjamin crece tranquilo y nadie parece importar su peculiaridad. Su vida es rara, puesto que a pesar de lucir viejo, se comporta como un niño y de hecho no sabe caminar ni hablar, por lo que sus padres postizos deben cuidarlo en todo momento.

Sin embargo, la historia del niño sufre un cambio radical cuando conoce a Daisy, sobrina de una de las ancianas. La pequeña pelirroja de 10 años flecha a Benjamin de una forma única. Obviamente no pasa nada, más que conversaciones y travesuras de niños. Pero parece que el corazón de ambos se enlazo para siempre desde el día en que se vieron.

Como en historias de amor utópicas, el romance queda en pausa por varios años en los cuales Daisy envejece y Benjamin rejuvenece. Ambos se reencuentran se aman, se distancias y se extrañan. Todo en “cortos” 166 minutos.

El chileno Claudio Miranda hace magia con la fotografía y los hermosos colores.
Que lindo es el cine cuando todos reman para el mismo lado y todo fluye para que salgan joyas como esta.

David Fincher tiene un triunfal regreso como director con esta película. Sumamente recomendable para todo el mundo.
PEACE OUT

Comments are closed.