post icon
Titulo original: The King's Speech
Director: Tom Hooper
Elenco: Colin Firth, Geoffrey Rush, Helena Bonham Carter
Duración: 118 minutes min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
Premios: Mejor película Oscar 2010, Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Las películas nominadas a “mejor película” en los Oscar, siempre generan polémica. Pareciese ser que la academia no renueva su gusto por historias que no sean drama o biopics y eso siempre saca ronchas en Hollywood.
“El discurso del rey” reúne ambas propiedades (drama y biopic) por lo que cuando fue nominada, muchos apostaron por su posterior triunfo.

Recuerdo que cuando vi el tráiler, me intrigo la forma en que el director (Tom Hooper) podría sostener una historia tan corta como “el rey debe superar su tartamudez”, en dos horas, pero cuando la vi, me di cuenta porque efectivamente ganó mejor película.

Corre 1925 y el Príncipe Alberto -el duque de Yorke- debe dar un discurso. Cuando el pobre se acerca al podio, concentra toda su atención en el micrófono. Las piernas le tiemblan y apenas le sale un hilo de voz. Es casi imposible hilar una frase de corrido; el tartamudeo le gana.

Al pasar los días, él y su esposa buscan afanosamente en todo Londres, especialistas para sanar su problema. Siendo duque de York tiene un sinfín de compromisos sociales y debe dar muchos discursos oficiales, por lo que es imperante sobrellevar esta falencia.

Gracias a una recomendación, la pareja Real da con Lionel Logue un terapeuta australiano, especialista en trastornos del lenguaje. El problema es que Lionel tiene un método bastante poco ortodoxo que incomoda al Príncipe y muchas veces lo saca de sus casillas.

Paralelamente, el rey fallece y el hijo mayor toma la corona, sin embargo, por problemas personales decide abdicar y entrega el reinato de Inglaterra a su hermano Alberto.
Esto, significa un cambio radical en la vida del príncipe, quien deberá asumir en un país ad portas de entrar a la primera guerra mundial.
El orgullo y tapujos del rey quedan de lado y decide volver a trabajar afanosamente con Lionel, quién lentamente empieza a mejorar su tartamudeo crónico.

“El discurso del rey” está compuesta por muchos géneros. Cuando Alberto y Lionel empiezan las clases, es imposible no reírse de buena gana. En otros pasajes la tensión y drama se apoderan de la pantalla, los hechos históricos también se mueven con soltura durante la trama y así, muchos géneros van enlazándose y armando una muy buena película.

En lo particular, me encantó la película, no sé si le hubiese dado el Oscar, pero sí fue una de las grandes películas del año pasado.
Muy transversal y con una historia que nace de una “paqueña gran anécdota”
PEACE OUT

Comments are closed.