post icon
Titulo original: The Wolfman
Director: Joe Johnstonr
Elenco: Benicio del Toro, Anthony Hopkins, Emily Blunt, Hugo Weaving, Geraldine Chaplin
Duración: 102 min.
País de Origen:Estados Unidos
Año: 2010
Pagina oficial
nota

Anoche fueron los Oscar y por esas cosas de la vida me pongo a comentar “El hombre lobo” una cinta, que se acerca más a un Razzie que a una estatuilla de la academia. Sin embargo tengo un orden para ir comentando las películas y ahora es el turno del licántropo.

El elenco liderado por Benicio del toro da vida a una nueva adaptación de la legendaria historia del hombre lobo. No hay nada nuevo que contar, ya todos sabemos como es la historia: Un ser que al ver la luna llena se transforma en lobo siembra el caos en la ciudad. Uno “de los buenos” es mordido por la bestia cuando trata de capturarla, convirtiéndose automáticamente en un ser de la noche. Hay romance, balas de plata, aullidos, pelaje y sangre.

La particularidad de esta entrega era el elenco: Benicio del toro, Anthony Hopkins, Hugo Weaving y Geraldine Chaplin.
Pero pasa en el fútbol y no va a pasar en el cine: Tener a los mejores, no es sinónimo de hacer un buen producto. Y eso fue exactamente lo que le sucedió a Joe Johnston quien desperdicio una buena oportunidad de reinventar el mito del hombre lobo.

Lawrence Talbot es un afamado actor, pero deberá dejarlo todo tras la desaparición de su hermano.
Una vez en casa, Lawrence escucha los rumores del pueblo: hay una criatura diabólica andando por los bosques y las noches de luna llena nadie ha de salir.
Decidido a descubrir la verdad, Lawrence se enfrenta cara a cara a la bestia, quien lo muerde y maldice por la eternidad. Ahora él es un hombre lobo.

A ver, varios apuntes.
- Del Toro hace el peso a Long Channey, el verdadero hombre lobo. Punto para Del Toro.
- El elenco, como decía antes, no asegura éxito.
- Aplausos para Rick Baker, experto en FX. En 1981 nos sorprendió con “An american werewolf in Paris” y 28 años más tarde repite y mejora la hazaña.
- El error del director, en mi humilde parecer, fue echar mano a trucos baratos y efectos de sonidos para asustar. Si bien ese es un camino, todo flojea cuando la historia es pálida y parece moribunda.

En resumidas cuentas “The werewolf” es –lamentablemente- solo otra adaptación del mito.
Seguimos extrañando a Long Chaney.
Si guardas silencio durante las noches de luna llena, puede que lo escuches aullar.
PEACE OUT

Comments are closed.