post icon
Titulo original: The Bridge on the River Kwai
Director:David Lean
Elenco: Alec Guinness, Sessue Hayakawa, William Holden, Jack Hawkins, Geoffrey Horne
Duración: 161 min.
País de Origen: Inglaterra
Año: 1957
Premios: 1957 Oscar: película, director, actor (Alec Guinness), guión adaptado, fotografía, banda sonora, montaje / Bélica (II Guerra Mundial) / BAFTA 1958 Premio a la Mejor Película / Globo de Oro a la mejor película - Drama, Mejor Actor (Alec Guinness), Mejor Director (David Lean)
nota

Sigo con las “100 películas que debo ver antes de morir”.
Es el turno de la premiada “El puente sobre el río Kwai”,
una cinta que debo reconocer no conocía, pero que me cautivo desde comienzo a fin.

Lo primero que rescato es el silbido de los soldados británicos (Marcha del Coronel Boggie). Tan característico y usado hasta el día de hoy. De ahí viene toda la historia, basada en el libro homónimo escrito por Pierre Boulle.

La trama va así:

Durante plena segunda guerra mundial, un montón de soldados británicos son capturados por el ejercito japonés y obligados a participar en la construcción de un puente que una las ciudades de Bangkok y Rangoon.
El coronel Saito da las órdenes a todos los prisioneros británicos, pero éstos se niegan a obedecer puesto que sólo acatan ordenes de su coronel, el señor Nicholson.
Ahí queda la tendalada, puesto que los ingleses no piensan hacer nada que no sea ordenado por su coronel, pero éste es encerrado en un horno y sus soldados son obligados de todas formas a trabajar.

Paralelamente, un puñado de ingleses logra escapar del yugo japonés, pero solo uno logra llegar donde los aliados en busca de ayuda.
Mientras tanto, el rio Kwai y la inoperancia de los hombres hace imposible la construcción del puente. El tema no es menor, puesto que la estructura debe estar lista pronto y de no ser así, el coronel Saito deberá suicidarse, puesto que así lo ordena el Bushido, su estricto código de honor.

Pero es bajo estas asfixiantes condiciones que ambos bandos deciden aunar esfuerzos para terminar el puente, aunque los japoneses siguen estando “a cargo” de la situación.
Con Nicholson libre y a cargo de la construcción del puente, el espíritu de los hombres mejora y la estructura empieza a avanzar de acuerdo a los plazos establecidos. Pero lo que nadie sabe es que “el” soldado que escapo, ha alertado al ejército inglés, quienes ahora planean volar el puente y abortar la tarea de los japoneses.

“El puente sobre el río Kwai” es una gran película de guerra. Anclada en hechos reales, pero con personajes ficticios, la cinta construye un paisaje acabado de la guerra en un lugar derechamente “tranquilo”. Las horas pasan bajo cierto orden y poca violencia. Los soldados conviven e incluso hay dialogo entre los dos bandos.
Sin embargo la tensión y la jerarquía siempre están presentes en la figura del coronel Saito, quien trabaja bajo presión.

Aparte, la cinta parece bastante más moderna de lo que es. Las tomas y cinematografía son bastantes adelantadas para la época; eso le da un up tempo a la cinta que jamás la deja como ingenua o anticuada.
No puedo dejar de lado la actuación de Alec Guinnes, quien da vida a un coronel Nicholson condenado a la catástrofe. Amante de su país, que al final termina construyendo el puente convencido de que ese es un claro signo de la superioridad de su país sobre los “bárbaros” japoneses. Un tipo complejo (en apariencia sencillo) que se sabe amoldar, pero nunca deja de lado el honor y orgullo que siente por su bandera, así como el sentido de la responsabilidad y el pego a las reglas que siempre muestra.

En lo particular nunca me han gustado muchos las películas de guerra, pero historias como esta o “El soldado Ryan” me hacen cambiar de opinión.
PEACE OUT

Comments are closed.