post icon
Titulo original: The Soloist
Director:Joe Wright
Elenco: Jamie Foxx, Robert Downey Jr., Catherine Keener
Duración: 117 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2009
Pagina oficial
nota

Las películas basadas en hechos reales siempre saben diferentes. Por lo general, cómo la historia vale la pena ser contada disfrutas mucho viéndola. Lo especial viene cuando termina la cinta. Ahí recién recuerdas que las personas efectivamente están vivas y de no mediar dificultades, puedes ubicarlas.

Hace un par de noches, cuando vi “El solista” recuerdo haber pensado que Steve López y Nathaniel Ayers efectivamente siguen dando vueltas por las calles de L.A. y es factible ubicarlos. A diferencia de cualquier personaje de ficción, el cual nace y muere en sólo 90 minutos.

Pero retrocedamos y veamos de que trata a historia:
Steve López es columnista para el L.A. Times. Su instinto hace que siempre este a la caza de nuevas y mejores historias, por lo que la grabadora lo acompaña durante sus extensas jornadas.
Un buen día, López conoce a Nathaniel Ayer, un vagabundo que toca el chelo prodigiosamente a los pies de una estatua de Ludwing Van Beethoven.

Las maravillosas melodías interpretadas por Nathaniel son excusa suficiente para que López trabe conversación y aprenda que el joven estudio hace varios años en la prestigiosa escuela Juilliard de New York.
De ahí en cuestión se forja una relación bastante especial entre ambos, puesto que López, una vez publicado su articulo (el cual gano el President’s Award) sigue manteniendo una estrecha amistad con Nathaniel.

De esta amistad nos enteramos que el joven prodigio comenzó a padecer esquizofrenia durante su segundo año en la escuela de música. Y cómo consecuencia de eso, termino viviendo en las calles y tocando un cello antiguo con sólo dos cuerdas.



Quiero decir que la película me encanto. Siempre me mantuve pegado contemplando la relación entre Lopez, derechamente un “outsider” y Nathaniel, otro desadaptado.

Eso si, ambos se complementan y ayudan a salir de sus agujeros personales.
Este tipo de películas siempre me han gustado. Mal que mal esta lleno de “underdogs” con historias notables esperando a ser relatadas (como “The Wrestler”) y “El solista” es claro ejemplo de esto.

Aparte de eso, esta el factor “True story” el cual dice que si debo o quiero, pueso ubicar a Steve López y a Nathaniel, quienes siguen caminando en L.A. Eso me parece genial.
PEACE OUT

Comments are closed.