post icon
Titulo original: Escape to victory
Director: John Huston & Robert Riger
Elenco: Sylvester Stallone, Michael Caine, Max Von Sydow, Pelé
Duración: 110 min.
País de Origen:Estados Unidos
Año: 1981
nota

Review escrito por Natalia Vera.
@lobita_vera

Cada vez que veo esta película, el final me pone los pelos de punta. Ni siquiera la mejor película de thriller me causa esa sensación y estamos hablando de una película de fútbol (aunque catalogada como drama bélico). Definitivamente, una de mis películas favoritas. ¡Hasta el título me gusta! Eso sí, les advierto que si esperan críticas, aquí no las encontrarán.

La historia trata de un partido de fútbol entre alemanes y prisioneros de guerra. ¿El escenario? Plena Segunda Guerra Mundial. Al Mayor Karl Von Steiner (Max Von Sydow) se le ocurre organizar este partido y desafía a John Colby (Michael Caine), capitán de los prisioneros; y coincide que los dos habían sido futbolistas.

Para los prisioneros este partido sería un suicidio. Para los alemanes; propaganda; para el Mayor Von Steiner, un desafío. El Mayor me cae bien desde el principio. Se aleja un poco del típico estereotipo nazi. Un caballero.

Pese a todo, los prisioneros aceptaron este desafío. Al mismo tiempo, los oficiales británicos y la Resistencia Francesa ya estaban planeando un inminente escape, por lo que el partido les  facilitaría el cometido.

Ahora Colby tiene la tarea de armar el equipo. Se podía dar el lujo de escoger entre Pelé, Bobby Moore, Osvaldo Ardiles, (futbolistas profesionales de renombre), aunque admito que no los conocía hasta que vi la película. Entre ellos, encontramos a Hatch (Sylvester Stallone). Hace tiempo que venía tramando su escape. Hasta que aparece este partido y en cierto modo altera sus planes.

Stallone en sus películas siempre es maestro en lo que hace. Se cauteriza heridas con pólvora; knockea a rusos grandotes y hasta le queda energía para gritar Adrian. Pero no. Acá se trata de fútbol y su personaje, Hatch, no sabe nada. Aunque igual se las arregla, mostrando un estilo de fútbol bien “norteamericano”  y una bocota que no calla nadie.

El partido comienza. Se me pone la piel de gallina. Entretenida, emocionante, llena de compañerismo y lealtad. Perseverancia frente a la adversidad. Ganar o morir. No cuento más. Sólo vean a qué se enfrentarán los jugadores y respondan: ¿Qué elegirían ustedes?

Comments are closed.