post icon
Titulo original: Happy
Director: Roko Belic
Elenco: -
Duración: 76 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2011
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

El sábado recién pasado (10 de Febrero 2012) se celebró en todo el mundo el Happy Day.
Aquí en Santiago, nos reunimos en la sala de cine del GAM (absolutamente llena) y por hora y media, vimos uno de los documentos más exhaustivos, serios y ambiciosos sobre la felicidad.

El equipo de “Happy” recorrió el mundo por más de seis años para preguntarle a la gente que era la felicidad para ellos, y por ende, saber si la gente es o no feliz.

Sorpresivamente, se llegó a la conclusión que si comparamos a una persona sin dinero y a una con un ingreso de 50 mil dólares por año, si hay un gran margen de felicidad que hace el dinero. La tranquilidad y seguridad de saber que comeré mañana y que podré pagar una casa para mi familia, efectivamente ayuda.
Mas si comparamos a la persona de 50 mil dólares con una que gana 5 millones de dólares, la felicidad de ambos es la misma ¿O sea que el dinero no hace la felicidad? Pues no. Ayuda, pero no lo es todo.

Diversos estudios dicen que un 50% de la felicidad es hereditaria, está en nuestros genes. Otro 10% viene de estímulos externos. El 40 % restante puede ser estimulado y creado por nosotros. 
Si bien no profundizaré en las técnicas concretas para mejorar nuestra felicidad, es sencillo buscar en Google y comenzar de manera activa a mejorar nuestro bienestar.

El documental registra la vida de personas en varios lugares del planeta y aquí queda patente cómo las personas hacen cosas bastante diferentes para alcanzar ese bienestar espiritual tan anhelado por todos.

Un hombre en Brazil pasa todo el día en el mar, arriba de su tabla. Un ex banquero sumamente exitoso dejó su carrera y ahora cuida enfermos terminales en Calcutta.

En Okinawa, una pequeña isla anexada a Japón, vive el mayor número de personas sobre 100 años. Los lazos comunitarios, la vida sana, las redes sociales y la confianza que aquí se generan ha dado como resultado a muchos adultos felices, realizados y sanos.

A diferencia de ellos, Japón es el país con mayor crecimiento, pero menores ciudadanos felices. El documental muestra una entrevista a una mujer que quedo viuda después que su marido falleciera trabajando para Toyota. El hombre simplemente se desplomo y murió in situ. Es tan terrible la situación que incluso hay una palabra para describir la muerte por sobre dosis de trabajo, se llama Karōshi.

Afortunadamente otros países han tomado un rumbo opuesto.
Bután es el primer país en interesarse por medir el bienestar y la felicidad de sus ciudadanos por sobre el PIB. Allí, entendieron que no sacan nada con ser una superpotencia a costa de tener una ciudadanía enferma, estresada, triste y depresiva. La constitución de Bután asegura que el 60% del país siempre será forestado. Si hay que construir represas para generar más energía y eso significa sacrificar bosques, pues entonces habrá que buscar maneras alternativas o demorar unos años más el desarrollo. Cuando vi eso, quede con la boca abierta. Algo así es impensado en el 95% de los países. Absolutamente asombroso.

Pero Bután no está solo. Boston ha incluido preguntas sobre la felicidad en el ultimo censo. Sarkozy también ha decidido indagar en la felicidad de los franceses y en Inglaterra se ha fundado el NEF o New Economics Foundation, un lugar que se centra en la felicidad de las personas. Aún hay esperanza.

“Happy” es un documental necesario, único en su especie y -a mi parecer- un documento fundamental para que entendamos que no somos “pasivos” con la felicidad. Está en nuestras manos buscarla y encontrarla.
PEACE OUT

Happy – A Documentary Trailer from Wadi Rum Films on Vimeo.

Comments are closed.