post icon
Titulo original: Hot Tub Time Machine
Director: Steve Pink
Elenco: John Cusack, Rob Corddry, Craig Robinson, Clark Duke
Duración: 99 min.
País de Origen: Suecia
Año: 2010
nota

Estamos en 2010. Tres amigos de toda la vida, se reencuentra siendo adultos y se dan cuenta que sus vidas están arruinadas. Ya no son jóvenes, están quedado pelados y han engordado mucho.
Es tal su debacle que uno de ellos – Lou – intenta suicidarse tras una dolorosa ruptura amorosa.

Aburridos de sus malas rachas, deciden partir al Kodiak Valley Ski Resort, lugar donde pasaron los mejores momentos de su adolescencia.
Al trío se suma Jacob, el sobrino de Jack. El muchacho es adicto a Second-life y se lleva pésimo con Lou.

Apenas llegan al Resort, el grupo empieza a planear su estadía. Una vez que fallan las prostitutas, todos deciden meterse al jacuzzi y empezar a tomar alcohol.
Entre las risas, el trago y todo el trasnoche, a Lou se le da vuelta una bebida energética sobre el cableado del jacuzzi, lo que genera un vórtice espacio-temporal que los lleva de vuelta en el tiempo a 1986.

Si bien siguen estando en el Resort, muchas cosas han cambiado: Michael Jackson aún es negro, la gente escucha walkman y las mujeres usan el pelo aleonado gracias a la laca.

La misión es clara: Deben buscar la forma de volver en el tiempo y no alterar nada para no cambiar el futuro.

No tenía mucha fé en la película. Pero debo admitir que a medida que avanzaba me dio mucha risa. Cuando los personajes retroceden en el tiempo, empiezan a desarrollarse una serie de eventos ridículos y comprometedores. No hay espacio para reflexiones profundas ni cosas graves, ahí radica uno de los puntos fuertes de la cinta.

“Hot Tub Time Machine” es una película para ver con amigos. De aquellas para conversar, contestar el teléfono y hablar de otras cosas. Esta hecha para ser vista así, y de todas formas matarte de la risa a buenos intervalos.
PEACE OUT

Comments are closed.