post icon
Titulo original: How to Train Your Dragon
Director: Chris Sanders, Dean DeBlois
Elenco:Jay Baruchel, Gerard Butler, Christopher Mintz-Plasse, Jonah Hill, America Ferrera
Duración: 99 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
nota

Lo mejor de algunas películas (así como de varias otras cosas en la vida) es que llegan sin que las esperes.
Por lo general, las cintas generan expectativas, sueltan trailers y sus protagonistas van de programa en programa dando entrevistas. Para cuando al fin puedes verla, sientes que ya sabes todo lo que iba a pasar.

Pero otras veces, las películas aparecen silenciosas y en 90 minutos te sorprenden. Eso fue exactamente lo que me paso con “How to train your dragon”
La cinta animada de Dreamworks es realmente buena. Sin ser un prodigio de la animación, me sorprendió, entretuvo y mantuvo atento desde el comienzo.

Hiccup es hijo de Stoick the Vast. Ambos viven en la isla de Berk, un lugar conocido por el constante asedio que sufren por el ataque de dragones.
Estos seres mitologicos son los enemigos naturales de la tribu, sin embargo a Hiccup, estos seres lo maravillan e intrigan.

Lo impensado sucede cuando el muchachos accidentalmente encuentra a un dragón llamado Night Fury. El pobre tiene un ala lesionada y él se encarga de repararla. Desde ese momento se forma un fuerte lazo entre humano y animal. Ambos mantienen su amistad a espaldas del resto, quienes matarían a Night Fury apenas lo viesen.

Cuento corto: Night Fury y Hiccup comienzan a trabajar juntos. El muchacho lo alimenta, planea con el y afina su relación hasta estar completamente coordinados.

Como bien decía antes, la película no es compleja, pero tiene energía, colores vividos y escenas muy entretenidas (como las múltiples luchas aéreas). Además – y como es costumbre en las cintas animadas – su trama funciona perfecto en niños como en adultos.

“How to train your dragon” es lejos una de las mejores películas de animación en lo que va de año. Toda una sorpresa.
PEACE OUT

Comments are closed.