post icon
Titulo original: I Sell The Dead
Director: Glenn McQuaid
Elenco: Dominic Monaghan, Larry Fessenden, Ron Perlman, Angus Scrimm
Duración: 95 min.
País de Origen: Estados Unidos.
Año: 2008
Pagina oficial
nota




Esta comedia de terror es el debut como director del irlandés Glenn McQuaid. La historia versa sobre dos ladrones de tumbas en plena época victoriana.
La historia esta protagonizada por Dominc Monaghan y Ron Pearlman y permitanme decir de entrada que a mi parecer, la película es una de las más divertidas y frescas que he visto en un buen tiempo.

Todo parte cuando este par de delincuentes son apresados y condenados a morir en la guillotina.
El primero -Willie Grimes- es ajusticiado frente al pueblo que el̩ctrico festeja su muerte. Su compa̱ero de andanzas РArthu Blake Рcorre diferente suerte y antes de morir, se confiesa con el padre Duffy, quien es testigo de la historia de su vida.

Blake cuenta que muy pequeño conoció a Grimes y fue éste quien lo inicio en tan tétrico trabajo. Ya con el paso de los años, la dupla comenzó a trabajar para el doctor Quinn, un anatomista que los contrataba para que le llevasen cadáveres frescos con los cuales podía practicar sus impúdicas ideas.

Tiempo después, el duo comenzó a tener problemas con la pandilla de Cornelious Murphy, con los que se pelean los cadáveres más extraños.
En esta época, Grimes y Blake saquearon cadáveres de zombies, vampiros y extraterrestres. Todo iba a parar al circo.

Debo decir que la película es una brisa de pútrido aire; muy divertida, ágil en la narración y muy bien llevada por el elenco.
El terror viene dado por personajes más bien típicos de la cultura pop pero es mi deber decirles que no están ahí para asustar, sino más bien para divertirnos.
El vampiro, el zombie y el extraterrestre vienen a exacerbar el aire surreal en el que se mueven Grimes y Blake.

Pero todo confabula para hacer de “I sell the dead” una muy buena película, quizás no tanto como “Fright night” pero bastante buena en mi humilde opinión.
Probablemente la cinta no llegue a los cines chilenos, por lo que se verán obligados a buscarla en “circuitos alternativos”. Eso si, el ancho de banda que usen para conseguirla, valdrá la pena.
PEACE OUT

Comments are closed.