post icon
Titulo original: Inception
Director: Christopher Nolan
Elenco: Leonardo DiCaprio, Ken Watanabe, Joseph Gordon-Levitt, Marion Cotillard, Ellen Page
Duración: 148 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

Partamos por convenir que Inception, si bien es una buena película, dista de ser “la obra maestra” que muchos medios adulan.
La gracia de la película radica en no menospreciar el intelecto del espectador (o en su defecto, tratarlo como menos tonto).

Contando una historia que nos deja con la sensación de haber visto algo trascendental y profundo (como algunos amigos me dijeron) Nolan sigue escalando posiciones dentro de la prestigiosa escalera de Hollywood. Sin embargo, insisto: Inception no cambia nada. No es un paso adelante para el cine, pero como buen tuerto entre todos los ciegos, destaca.

Dom Cobb es un ladrón muy particular. Entra al sueño de sus victimas, los engaña y ahí­, extrae los pensamientos más í­ntimos de las personas.
El trabajo es delicado y en el se involucran varios individuos: un arquitecto (quien crea el mundo donde se vive el sueño), un experto en sedantes y un experto en cambiar de forma en los sueños.
En sí­, la labor es sumamente compleja, mas ahora el multimillonario Saito les pide un trabajo casi imposible: Realizar una incepción, o la tarea de plantar una idea en el subconsciente de una persona.

La victima es el hijo de un multimillonario a punto de fallecer. El objetivo, es plantar una idea en su cabeza para que detenga el crecimiento de la empresa de su padre. Si esto sucede, su familia construirá un monopolio que sacará de circulación a la empresa de Saito y a miles más.

Cobb y su equipo se preparan para hacer lo que sólo es posible en la teorí­a, pero inédito en la practica: Plantar una idea en la mente de una persona.

“Inception” tiene una línea argumental bastante simple. Lo bueno es que al moverse en el difuso terreno de los sueños, la trama puede doblarse, avanzar, retroceder y descender a otras sub-tramas sin ningún problema. Ahí es donde Nolan se echa al bolsillo al público, quienes sienten que verdaderamente están frente a una película profunda y compleja.

Debo reconocer que si bien la pelí­cula es mucho más compleja y divertida de ver que el resto (suele suceder con historias de final abierto), tiene su punto más alto en la mezcla de Mainstream y cine de autor: Me refiero a la combinación balanceada entre una historia de acción compleja y el sello característico de alguien como Nolan. Ese equilibrio es el que juega a favor de la historia y de nosotros “los espectadores”- que insisto, nos asombramos y alucinamos con el poderoso cóctel intelectual y visual que la pelí­cula sirve.

“Inception” es probablemente una de las mejores pelí­culas del verano estadounidense. Creo expectativas inmensas y probablemente las sobrepaso, pero no marca un punto de inflexión como quizás, lo hizo la primera Matrix.
PEACE OUT

Comments are closed.