post icon
Titulo original: JCVD
Director:Mabrouk El Mechri
Elenco: Jean-Claude Van Damme, François Damiens, Zinedine Soualem
Duración: 96 mins.
País de Origen: Francia
Año: 2008
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

Lo mas probable es que todos sepamos quien es Jean Claude Van Damme, para algunos uno de los héroes de acción mas relevantes de los 90.

Este belga, ex físico culturista, bailarín de ballet y ahora actor, ha pasado por varias etapas en su dilatada vida. Desde ser uno de los actores mas demandados de Hollywood, hasta caer en la perdición gracias a la cocaína y otras drogas recreacionales, Van Damme ha protagonizado muchos éxitos de taquilla que lo hicieron recorren el mundo flectando los bíceps y sonriendo a extraños.

Pero la fama y las licencias le pasaron la cuenta, dejando bien maltrecho al forzudo, quien con esta cinta (una de las mejores de su carrera) cuenta otra historia, mas adulta, madura y diferente.

Mezclando varios géneros, Mabrouk El Mechri cuenta una historia bastante curiosa.
Aquí, Van Damme (quien se interpreta a si mismo) y toda la historia gira en torno a un supuesto: ¿Qué pasaría si el actor, desolado por las deudas, trabajos de bajo perfil y soledad, decidiese asaltar un banco y tomar como rehenes a todos quienes están dentro?

La historia esa contada desde varias perspectivas pero todas desembocan en el banco con Van Damme como secuestrador y toda la policía cercando el lugar, mientras que la gente llega en masa para apoyar a su ídolo.

Aparte de esto (el juego de secuencias y la perspectiva de varios personajes) hay momentos en los que Van Damme mira directamente a la cámara y uno de ellos es supremo: El actor se sienta y la silla comienza a subir, permitiendo que se vean las luces del alumbrado y las paredes falsas del set. Ahí Van Damme, mirando directamente a la cámara, se confiesa y llora, llora de verdad. Son las lágrimas y la humanidad de un mito al descubierto. Su mejor performance hasta la fecha.

JCVD es todo un acierto y El Mechri (el director) fue capaz de dar nuevos brios a un actor que parecía condenado a vivir de sus recuerdos y laureles.

La cinta causo impacto en el festival de Sitges y alrededor del mundo también fue muy bien recibida.
Buena cinta, recomendada para believers y non believers.
PEACE OUT

Comments are closed.