post icon
Titulo original: Joy Ride 2: Dead Ahead
Director: Louis Morneau
Elenco: Nick Zano, Kyle Schmid, Mark Gibbon
Duración: 75 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2008
Pagina oficial
nota

Insisto: Cuando estamos en grupo, somos un imán de películas malas.
Aunque tengo una explicación sencilla para el fenómeno: Como conversamos harto durante las películas, debemos elegir tramas livianas que no demanden mucha atención de nuestra parte.

El precio a pagar es alto en todo caso, porque al día siguiente siempre estoy tecleando contra la película que vimos en patota la noche anterior.

En fin, anoche -mientras devorábamos una pizza inmensa- vimos la segunda parte de la road movie “Joy ride”, en la que un camionero súper bueno para fumar, anda matando gente en su camión.

Aclaremos de partida, que la primera parte tuvo un éxito descomunal para una película de bajo presupuesto. De verdad que Joy Ride fue muy entretenida y por lo menos a mi me gusto harto.

Sin embargo el mucha agua paso bajo el puente y la secuela salió directamente al DVD. El problema viene cuando al ser para el mercado del DVD, las películas vienen incluso con recorte de ideas y eso, las mata.

En este caso, la trama es muy sencilla: dos hermanas viajan junto al novio de una de ellas hacia Las Vegas.

Sin embargo en pleno camino, una de las chicas (la soltera) se encuentra con un tipo que conoció por MySpace y que también se suma al viaje.

Las dos parejas son las víctimas del camionero asesino, quien se ensaña con los jóvenes después de que estos robaran su auto personal desde su casa.

Toda la película gira en torno al asesino haciendo demandas al grupo una vez que ha secuestrado a uno de los jóvenes. Obviamente los otros tres harán todo para recuperar con vida a su amigo y poder escapar de las garras del camionero loco.

Quizás lo mas rescatable de la película son de nuevo, los parajes. Algo tienen las carreteras de Estados Unidos que la hacen tan irresistibles. No se si es la soledad, los colores o el calor que produce visiones, pero siempre, siempre se presentan como una fruta prohibida en la que mas de un peligro asecha.

Sin embargo, como bien decía antes, la película es superficial en trama. No hay motivos, detonantes, giros argumentales. Nada.
Créanme cuando les digo que un camionero psicópata no basta para hacer una buena película. Y un final abierto que termina con la risa “del malo” después de que supuestamente murió quemado es demasiado malo como para ser verdad.
PEACE OUT

Comments are closed.