post icon
Titulo original: La teta asustada
Director: Claudia Llosa
Elenco: Magaly Solier, Susi Sánchez, Efraín Solís, Marino Ballón, Antolín Prieto
Duración: 103 min.
País de Origen: Perú
Año: 2009
Premios: 2009 Festival Internacional de Cine de Berlín Oso de oro/ 2009 Festival Internacional de Cine de Guadalajara Mejor película, Mejor actriz, 2009 Asociación de Críticos de Cine de Québec Mejor película mejor actriz / 2009 Festival de Lima Mejor película peruana, mejor actriz, premio CONACINE / 2009 Festival de Cine de la Habana Mejor película, entre otros
nota
Artículos relacionados

En los Oscar, entre las mejores películas extranjeras, estaba nominada esta cinta peruana de la directora Claudia Llosa.

Hace varios meses que “La teta asustada” viene ganando el reconocimiento a nivel mundial y era una de las películas de 2009 que más ganas tenía de ver.

No tenia idea porque el nombre y cuando supe, de verdad es imposible quedar indiferente:

Durante la década de los 80 y principios de los 90, el terrorismo era pan de cada día en Perú. Sendero luminoso y los militares tenían eternas pugnas en el desierto de los Andes. Ahí viven los aimaras, quienes sin tomar partido por ningún bando, eran los más perjudicados. “Buenos y malos” violaban a las mujeres, robaban y sembraran el caos diariamente.

Esas aberraciones generaron una enfermedad muy arraigada entre los indios: Ellos definen la “teta asustada” como la manifestación física del dolor y sufrimiento que las madres violadas transmiten a sus hijos cuando los amamantan (de ahí que en inglés, la película se llama “The milk of sorrow” o la leche de la desgracia”).

La cinta cuenta la historia de la bella Fausta. Ella es producto de una violación. Toda su vida la ha vivido junto a su madre, quien la ha cuidado y criado, pero ahora que la anciana ha fallecido, Fausta deberá trasladarse a la ciudad para trabajar como empleada domestica.

El trauma que arrastra Fausta viene de los cantos de su madre, quien la impregno de odio y temor a los hombres y en general, a casi todo. Es tal su miedo a ser abordada por un hombre, que Fausta opta por colocarse una papa en la vagina para provocar el asco en los hombres que quieran acostarse con ella.
La guerra termino hace años, pero la teta asustada esta arraigada en muchas personas.

La película es muy intima. No tiene aspavientos, se presenta deslavada, silenciosa y reflexiva. Tal como la burbuja en la que vive Fausta (que bien elegido el nombre).
El trasfondo habla de un Perú que sigue lastimado a pesar de haber dejado atrás los conflictos bélicos. Las supersticiones dan cuenta de cómo los indios tratan de explicar lo sucedido. Como explican su desgracia y como tratan de dar sentido a su tristeza.

Definitivamente “La teta asustada” es una cinta muy fuerte. Con un trasfondo brutal y triste. Vale la pena verla, es importante entender los errores del pasado para no cometerlos en el futuro.
PEACE OUT

Comments are closed.