post icon
Titulo original: Cemetery Junction
Director: Ricky Gervais y Stephen Merchant
Elenco: Christian Cooke, Felicity Jones, Tom Hughes, Jack Doolan, Emily Watson, Ricky Gervais
Duración: 95 min.
País de Origen: Inglaterra
Agno: 2010
Pagina oficial
nota

Para ver la cartelera completa del Festival de Cine de Las Condes 2011, haz click aquí.

Como que estaba faltando una pelí­cula de las llamadas “coming of age” en el Festival de cine de Las Condes. Pues anoche la deuda quedo zanjada con “Los buenos tiempos” una dramedia británica que retrata la vida de un grupo de amigos en la década de los 70.

Freddy, Bruce y Snork se conocen hace años. Han terminado el colegio y ninguno quiere realmente enfrentar las responsabilidades que trae la adultez. Sólo Freddy tiene ambiciones distintas a las de sus amigos, por lo que decide vestirse de terno y entrar a trabajar a la empresa de seguros de su pueblo.
La empresa es bastante grande y promete un futuro esplendor a los jóvenes que como él, comienzan a trabajar ahí­.
Lo más curioso, es que Freddy comienza su inducción y al poco tiempo se re-encuentra con una antigua novia, hija de su actual jefe.

Si bien durante el día Freddy “se disfrazaba” de ejecutivo, por las noches sale con sus amigos, se mete en problemas y se emborracha.
Con el paso de las semanas, Snork (otro de los amigos) sigue el ejemplo de Freddy y se autoimpone escalar posiciones en la estación de trenes donde trabaja. El único que no parece querer nada es Bruce, quién tiene un odio acumulado contra su padre y todo tipo de autoridad.

La historia es muy divertida, Snork es todo un personaje (tiene tatuada en el pecho a una vampira desnuda apoyada en el marco de una ventana) y hay un sinfí­n de situaciones sumamente divertidas.
Sin embargo, el miedo al fracaso, la soledad y por sobre todo al olvido, está pegada a estos chicos. La soledad de Cemetery Junction es grande, pesada y los atrapa cada día que pasa. Ese miedo generacional se ha ido aplacando con la conectividad, las oportunidades y un mundo mucho más plano, pero eso no evita que en ciertos momentos sintamos la duda como un manto grande y espeso, que nubla nuestro norte.

“Los buenos tiempos” es el tipo de película necesaria. Para ver siempre (me refiero al fondo, no la forma) y por sobre todo para ver con amigos. Con los de verdad.
Personajes dulces, una trama simple en aspecto pero profunda y un guión muy bien elaborado demuestran que el cine mainstream no tiene porque ser sinónimo de malas historias.
PEACE OUT

Comments are closed.