post icon
Titulo original: The Children
Director: Tom Shankland
Elenco: Eva Birthistle
Duración: 85 min.
País de Origen: Estados Unidos.
Año: 2008
Pagina oficial
nota




Tom Shankland se pone al mando de esta cinta de terror.
La historia se desarrolla en un desolado, pero idílico paraje. La idea es pasar el año nuevo y navidad entre familiares.
Son cinco adultos y varios niños los que llegan aquí buscando olvidar las preocupaciones y el ajetreo del día a día.

Sin embargo, algo hace que los niños se transformen en asesinos despiadados que harán lo necesario para acabar con sus padres.
La razón tras el cambio se asoma en dos escenas claves (o quizás tres). La primera es cuando -con un efecto muy mal logrado- se muestra un montón de bichos que anidan en la almohada de uno de los niños. La otra es cuando esa misma niña, tiene inflamada la zona tras su oreja.

¿Un virus? Puede ser.

La verdad es que los niños se transforman en seres desalmados y malditos, pero nunca queda claro porque.

Quizás hace tiempo hubiese comprado la historia de niños diabólicos que matan a destajo, pero después de ver un par de películas europeas muy crudas donde los malos eran puros menores de 13 años, me curtí y ya nada me sorprende, asusta o ahuyenta.

La carnicería centrada en niños esta bien, pero éstos son tan pálidos, robóticos y desalmados que parece como si la muñeca Rosaura te siguiera. Para eso ya tengo a Chucky.

A fin de cuentas, “Los niños” no me asusto en lo más mínimo. Las escenas en primer plano de muertes, fracturas expuestas y ataques me dejaron indiferente y de verdad que nunca pegue un salto.

“Los niños” es efectivamente una película para las personas que aun no dan el salto y no entienden que los niños ya no son intocables en el cine: Pueden ser golpeados, ellos te pueden matar o bien tu les puedes disparar. Son sólo otro elemento más dentro de la historia. No son intocables.
PEACE OUT

Comments are closed.