post icon
Titulo original: Machine Gun Preacher
Director: Marc Forster
Elenco: Gerard Butler, Michelle Monaghan, Michael Shannon
Duración: 129 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2012
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Dentro del puñado de programas online que veo, siempre había una película que destacaba dentro de todas que se comentaban. La vi en The Totally Rad Show, Breakin it Down y Film State y curiosamente, en todos la aplaudían.
Los hombres estaban encantados con la violencia y la actitud “macho” del protagonista. Las mujeres también.

Hace unos pocos días tuve la oportunidad de verla por Netflix y no me queda más que secundar a los muchachos de Revision 3 (canal que produce los programas online): La cinta es un 10.

Partamos diciendo que está basada en hechos reales.
La historia está protagonizada por Gerard Butler (famoso por su rol de Leonidas en 300).
El actor encarna a Sam Childers un ex traficante de drogas y convicto quién -al borde de perderlo todo- encuentra a Jesús.
Sam de verdad iba en caída libre: abusaba de su esposa, era drogadicto e incluso intento matar a un hombre. Su vida estaba fuera de control.

Afortunadamente la iglesia le devolvió el foco y la esperanza que todo mejoraría.

Es durante sus primeros meses en la iglesia que Sam conoce a gente de una congregación cristiana en Uganda. Ellos lo invitan a ir en una misión cristiana al continente negro. Mal que mal todas las manos ayudarán a levantar orfanatos para proteger a los niños que caen todos los días víctimas de la violencia desatada por oscuros personajes como Joseph Kony.

Allí, Sam tiene una revelación: Dios lo ha escogido para que levante una iglesia frente a su humilde hogar en Estados Unidos y en Uganda, ha de levantar un orfanato que cuide a los chicos.

La vida del hombre cambia violentamente. Ahora hará todo lo humanamente posible por proteger al futuro de Uganda. Eso significa que incluso tomará armas y orquestará emboscadas contra la guerrilla; todo sea con el noble fin de rescatar a los niños.

Con la ayuda de varios militares que desean la paz, la leyenda del “hombre blanco” que se ha levantado contra Joseph Kony, comienza a crecer. Éste hombre no tiene nombre, sólo se le conoce como “Machine Gun Preacher” y los niños quieren estar de su lado.

Cuando terminé de ver la película. No podía creer que fuese verdad. ¿Existe Sam Childers? Salté a Internet y encontré todo sobre él y su causa. Es increíble pensar que alguien se ha levantado contra todo por una causa justa, mucho más grande que él.

La película, como buena cinta de acción, atrajo mucha gente a las salas, aunque no sé que tanta ayuda generó eso a los chicos de Uganda.
La cruzada de Childers necesita de toda la ayuda posible, incluso si eso significa transformar a su protagonista en una especie de G.I. Joe.

Hay pocas historias de este calibre que lleguen a un medio masivo como el cine. De seguro hay cientos de personas como Childers (al menos me gusta pensarlo) tratando de cambiar al mundo.
“Machine Gun Preacher” logró poner la causa en el mapa. Ahora hay que pasar a la acción.
PEACE OUT

Comments are closed.