post icon
Titulo original: Man on a Ledge
Director: Asger Leth
Elenco: Sam Worthington, Elizabeth Banks, Anthony Mackie, Jamie Bell
Duración: 102 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2012
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

¿Se han fijado que a veces, hay cintas que tienen un valor agregado que poco y nada tiene que ver con la cinta en sí? Pues yo sí.
“Man on a ledge” tenía una propuesta de valor que vi repetida en cuanta cobertura pillé de la película. Según los espectadores, las tomas desde la altura, causaban mareos de verdad. La gente se mareaba y sentía nauseas. Una locura si me preguntan.

Lamentablemente, no alcancé a ir al cine para comprobar la magia y tuve que conformarme viendo la película en mi Boxee Box. Cabe destacar que no estuve ni remotamente cerca de marearme.

En fin. Perdida la propuesta de valor, sólo queda la historia, que no es gran cosa.

Nick Cassidy se registra en el Hotel Rossevelt, de NYC.
Llega arreglado y a paso decidido. Sabe perfectamente a que vino.
Cuando llega al piso 21, termina de almorzar y sale al balcón. La gente se vuelve loca y en cosa de minutos se cierra la calle, llega la policía, la prensa y una multitud de celulares grabando el nuevo hit de Youtube.

Sin embargo, Cassidy no es un suicida cualquiera.
Cuando la policía conversa con él, el hombre pide contacto directo con Lydia Mercer, una policía especialista en suicidas.

Paralelamente, nos damos cuenta que Cassidy está ahí por una razón muy específica: En el edificio de enfrente, su hermano y cuñada están a punto de irrumpir en una bóveda de alta seguridad para sustraer un diamante. Cassidy sólo es el señuelo.

La cinta se desarrolla en su totalidad en la cornisa del edificio. Si bien hay acción en la caja fuerte, ésta se concentra en la tensión constante que significa tener a un hombre mirando al vacío cada dos minutos.

Me imagino que la película hacía al espectador más participe cuando se veía en el cine y el supuesto efecto de mareo se apoderaba de la audiencia, pero en mi casa, la magia se esfumo y cuando el guión quedo desnudo, se vio bastante mal.

“Man on a ledge” es una cinta de acción como hay muchas. No tiene nada de especial.
Si -al igual que yo- piensan verla por el efecto “súper real” que tiene, olvídenlo.
PEACE OUT

Comments are closed.