post icon
Titulo original: Martyrs
Director:Pascal Laugierr
Elenco: Morjana Alaoui, Mylène Jampanoï, Catherine Bégin, Robert Toupin.
Duración: 97min.
País de Origen: Francia
Año: 2008
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados





El cine de terror de Francia ha estado haciendo un home run tras otro. Los directores galos están imparables y los ojos mórbidos se vuelven hacia ellos a la hora de asustarnos y repelernos de verdad. Pero de verdad.

Primero fue con “Inside” una cinta cruel y explicita que ciertamente no me dejo indiferente. Luego fue el turno de “Frontier(s)”, la cual usaba a niños como elemento central del terror y lo macabro. Ahora es el turno de “Mártires” una película que por lo menos en Sitges, hizo que la gente se parase en plena función e hiciese abandono de la sala en el más profundo schock.

La trama es bastante sencilla, pero no por eso menos interesante y escabrosa:
Todo parte cuando una joven escapa rapada y llena de heridas desde una fabrica abandonada. La mujer solo atina a gemir y gritar mientras sus ojos reflejan el terror en su más puro estado.

Años después vemos como esa niña (Lucie) ha crecido al amparo de un orfanato, en el cual lejos de mejorarse, ha cultivado un odio irrefrenable en contra de las personas que la torturaron años atrás.

Junto a una amiga, Lucie emprende una de las vendettas mas brutales y feroces que se hayan visto en mucho tiempo.

Shotgun en mano, la chica masacra a una “familia feliz” que escondía un oscuro secreto: torturaban a mujeres en su sótano sin que nadie lo supiese.

Pero la venganza dulce y tibia no termina ahí, puesto que Anna, la amiga de Lucie es secuestrada y sometida a uno de los experimentos más atroces, lúgubres y sangrientos que se le puedan ocurrir a una pútrida mente enferma.

Si bien no contare el porque de las torturas debo decir que la cinta me sorprendió con un final fresco y abierto. Algo bueno, ya que siempre echa a volar la imaginación en base a mil y una conjeturas.

En cuanto a la violencia explicita, a algunos les molesta y a otros no, pero han de creerme cuando les digo que no es gratuita. Y cuando más crudo se pone el paisaje, mas nos angustiamos y entendemos el infierno por el que atravesaban las mujeres torturadas.

Redondeando, les puedo decir que “Mártires” es toda una experiencia audiovisual. Cruda y fuerte, pero muy potente y convincente en su feroz naturaleza grafica. Todo un remezon a los espectadores más pasivos y conservadores que se espantan con los malos guiones y la challa de los CGI (además de la sangre a borbotones).

Así que ya saben. “Mártires” es como un queso fuerte, te gusta o te repele, pero traten de probarlo que de seguro no lo olvidaran tan fácilmente.
PEACE OUT

Comments are closed.