post icon
Titulo original: Midnight in Paris
Director: Woody Allen
Elenco: Owen Wilson, Rachel McAdams, Marion Cotillard, Kathy Bates, Adrien Brody
Duración: 94 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos, España
Año: 2010
Premios: San Diego Film Critics Society Awards Mejor Guión Original 2011 Pagina oficial
nota

Gil es un buen tipo. Está pronto a contraer nupcias con una socialité y se gana la vida como guionista.
Antes de la boda, la pareja y los padres de Inez (la novia) parten a Paris en un viaje de negocios y placer. Durante el periplo, Gil se esfuerza en terminar su primera novela, la cual gira en torno a una tienda “vintage” donde todo tiempo pasado fue mejor. Inez y sus padres detestan la idea que Gil abandone su lucrativa carrera como guionista.

En una de las tantos compromisos sociales que contrae la familia de Inez, Gil se aburre y decide irse caminando al hotel mientras su mujer y unos amigos salen a bailar. Poco sabía el escritor lo que le deparaba el futuro y la medianoche parisina.

Desorientado y sin saber donde queda exactamente su hotel, Gil se sienta al lado de una fuente. Cuando dan las doce de la noche, la campana de la iglesia suena en todo Paris. Inmediatamente aparece un auto antiguo que se detiene frente a él. Los comensales que festejan adentro lo invitan a subir. Todos tienen aspecto de vivir en 1920. Gil se sube.

Cuando se bajan del auto y entran a un bar, Gil se da cuenta que ha viajado en el tiempo, hasta 1920. Pero eso no es todo: En el bar está Cole Porter, Josephine Baker y F. Scott Fitzgerald, todos sus héroes. Esa misma noche, Fitzgerald le presenta a Ernest Hemingway. Gil le cuenta que está escribiendo una novela y el escritor le dice que vayan a la casa de Gertude Stein para que ella revise el manuscrito. Gil no puede creer lo que esta pasando. Lamentablemente no anda con el texto, por lo que les jura que mañana volverá y se lo mostrará.
Apenas sale del bar, aparece en 2010.

La noche siguiente, Gil trae consigo el manuscrito y a su novia Inez, sin embargo el auto antiguo jamás aparece y ella se va. A los pocos minutos el reloj marca medianoche y el auto aparece. ¡Ahí está el secreto!
Esta vez, lo recibe Hemingway, quién lo lleva directamente a la casa de Gertude. Allí está Pablo Picasso y su novia Adriana. Gil se enamora perdidamente de ella.

Los días siguientes, Gil pasará todas las noches en 1920. Es tal su ausencia, que su suegro contrata a un detective privado para que lo siga.

Por la noche, Gil vive un incipiente romance con Martina (quién dejó a Picasso) y de día, trata de llevar el ritmo a su compulsiva novia. Es tal la disociación, que Gil compra aros en 2010, para llevarlos como presente a Adriana en 1920. Su vida se ha mezclado y la realidad es difusa como una pintura de Dalí.

La cinta es simplemente espectacular. Es divertida, sentimental, encantadora y entretenidamente histórica. Woody Allen ha armado una historia genial, llena de personajes históricos y un tipo de la actualidad que los ve como héroes. Supongo que la mayoría de nosotros ha fantaseado con la oportunidad de conocer a nuestros ídolos, mas pocas veces nos aventuramos a imaginar un lugar donde estén todos.
Así también, Allen reflexiona sobre la eterna inquietud que tenemos de vivir y desear lo que nos es imposible tener: vivir otra época, anhelar el pasado o desear la vida de otro; todo en perjurio de lo que tenemos aquí y ahora.

Este es e film 41 de Allen. Ahora el hombre no sólo dirige, sino que escribe, hace casting y articula todo lo que vemos. Hay que ver como el tiempo lo ha hecho un maestro legendario del séptimo arte.

“Medianoche en París” es absolutamente romántica, embriagadora y cautivante. Woody Allen es -como bien decía- un maestro.

PEACE OUT

Comments are closed.