post icon
Titulo original: A Nightmare on Elm Street
Director: Samuel Bayer
Elenco: Jackie Earle Haley, Kyle Gallner, Rooney Mara, Katie Cassidy, Thomas Dekker
Duración: 95 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
Pagina oficial
nota

Debo admitir que empece a ver la película con miedo. No a la trama ni al personaje, sino a lo que había hecho el director con uno de los iconos más reconocidos y famosos de la cultura pop.

Y es que Freddy Krueger, desde su primera incursión en el cine, se las arreglo para salir de la pantalla y meterse en nuestros sueños. Contaminándolos y haciéndonos dormir con la luz prendida, por que de verdad no queríamos cerrar los ojos.

Sin embargo, la saga se extendió hasta que incluso Freddy debió descansar. Pero los años han pasado y en vista que las historias actuales son tan pobres, debemos profanar las tumbas de los monstruos de antaño para que nos vuelvan a asustar. De ahí el miedo. A perderle el respeto a Freddy, Jason, Mike o Leatherface.

En fin, vi la película y esto les puedo contar.

La historia es efectivamente un remake, no una interpretación libre del original.
Para quienes ya lo han visto, saben como va, pero de todas formas resumiré para los newbies:

Un grupo de adolescentes esta teniendo pesadillas. En ellas ven a un tipo con cara quemada y deforme que los persigue por lugares tenebrosos. El tipo se llama Freddy y en la mano derecha tiene un guante con garras filosas que simulan dedos.
Poco a poco los muchachos empiezan a fallecer y sólo un par será capaz de atar los cabos sueltos y darse cuenta que ellos son los siguientes; Freddy existe y se quiere vengar.

Antes de decir si la película me gusto o no, quiero agregar algo.

El valor agregado de las cintas anteriores estaba en la forma en que cada personaje moría. El despliegue de creatividad era bastante alucinante y hasta el día de hoy recuerdo varias de las muertes en Pesadilla 3 (la del hospital psiquiátrico).

Cada vez que Freddy mataba a alguien, quedabas alucinado e inmediatamente venían “bajones” argumentales en los cuales comentabas con los amigos lo buena que estuvo la escena. Tiempo justo y necesario para prepararnos para la próxima ejecución.

Ahí parte el primer pecado de Bayer (el director). No aprovecho ese rasgo de Krueger, y pensar que sólo por tenerlo a él te da derecho a dejar de lado las muertes elaboradas, es un error imperdonable.

Además, ya no toleramos las escenas de suspenso que solo se basan en apariciones rápidas y sonidos fuertes. Debe haber alma, carne y sangre, todos elementos de los que el director adoleció.

Dicho eso aseguro (como fan de Pesadilla) que la película es pésima. Esta podrida y nada ni nadie puede salvarla.
Si quieren ver Pesadilla por primera vez, vayan en busca de la primera. Cuando se incubo el mito y nació la leyenda.
PEACE OUT

Comments are closed.