post icon
Titulo original: Knowing
Director: Alex Proyas
Elenco: Nicolas Cage, Rose Byrne, Chandler Canterbury
Duración: 121 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2009
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Hace un tiempo ya, varias películas se encargaron de retratar el fin de los tiempos. Podían ser desastres naturales, ovnis o los -hasta hace poco- temidos mayas.
Pues bien, Nicholas Cage tomó el rol principal en esta cinta donde el fin del mundo viene enlatado en una cápsula del tiempo que es abierta en la escuela de su hijo, 50 años después de haber sido sepultada.

¿No se entiende? Pues bien. Vuelvo a intentar.

Hace 50 años, los niños de un pequeño colegio, tuvieron como tarea imaginar el mundo dentro de medio siglo. Lucinda Embry, una de las mejores alumnas, hizo su dibujo y lo guardó junto al resto de retratos hechos por sus compañeros.
Fast Forward hasta 2009: Caleb Koestler estudia en la misma escuela y será uno de los niños que recibirá los regalos de sus predecesores. El padre de Caleb se llama Jonathan y es profesor de astrofísica en MIT. Su vida ha sido difícil desde que falleció su mujer y debió encargarse solo de su hijo.

El dibujo que le toca a Caleb es bastante extraño. Hay una serie de números sin orden aparente y todos son distintos. Padre e hijo ignoran el dibujo hasta que esa noche, y de manera accidental, Jonathan se da cuenta que los números representan fechas. Cuando busca en Google que pasó esos días, se da cuenta que Lucinda (la autora del dibujo) predijo todas las catástrofes que sucedieron en los últimos 50 años. Jonathan no da cabida a lo que ve y lleva el documento a un colega, quién no es capaz de concebir tal nivel de precisión; sin embargo, cuando los accidentes que aún no acontecen comienzan a gatillarse con una increíble precisión, Jonathan se da cuenta que es cierto y peor aún, habrá una catástrofe que acabará con el mundo tal y como lo conocemos.

La trama promete ¿no? A mi la primera hora me entusiasmó bastante, pero como pasa con muchas películas, la segunda hora pareciese ser hecha por otra persona y todo queda ahí, en una buena intención.
Al final “Presagio” es un desorden de proporciones apocalípticas. Un rostro de clase A, un presupuesto inmenso y el fin del mundo no fueron capaces de salvar la fría recepción que la cinta recibió.
Eso sí, buena película para ver con los amigos mientras se conversa de otras cosas.
PEACE OUT

Comments are closed.