post icon
Titulo original: Sanctum
Director: Alister Grierson
Elenco: Richard Roxburgh, Rhys Wakefield, Alice Parkinson, Daniel Wyllie, Ioan Gruffudd
Duración: 109 min
País de Origen: Australia
Año: 2010
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Uno de los roles más desconocidos dentro de la industria del cine debe ser el del experto en locaciones.
Su figura aparece oculta en los créditos y pocas personas parecen reparar siquiera en su existencia; pero así como existen puestos en los cuales se debe brillar, otros están llamados a pasar desapercibidos y ahí, radica su valor (un ejemplo claro es el interprete de idiomas).

Pues en este post, agradezco, desempolvo y elevo la figura del experto en locaciones. Al menos en “Sanctum”, su trabajo es realmente meticuloso y extenuaste, pero paga frutos con locaciones realmente hermosas y sumamente atractivas como San Luís de Potosí y Queenisland en Australia.

Sin estos lugares, la película simplemente no despegaba, y es que en “Sanctum” el personaje principal es sin lugar a dudas las cuevas donde se desarrolla la trama.

La trama es bastante sencilla: Se está desarrollando una misión exploratoria en las profundidades de unas cuevas inmensas en Papua Nueva Guinea. Hasta ahí llegan el empresario Carl Hurley, su novia e hijo de 17 años.
La idea es descender y ver en terreno los avances y descubrimientos de “la tripulación” que lleva semanas trabajando en profundidad.
Sin embargo, una vez que todos han bajado, una tormenta inmisericorde destruye el precario campamento de la superficie, aislando a los pobres que quedaron atrapados abajo. Ahí se desata la desesperación y locura entre personas que unas horas antes eran civilizadas, educadas e incluso reservadas.

La cinta está basada en hechos reales e imagino sin mucho esfuerzo, el caos que debe haber generado en los exploradores la incertidumbre y el terror de estar encerrados allá abajo. Muy similar a los mineros en el norte de Chile, a diferencia que en este caso nadie sabia que estaban ahí.

La película es una de aquellas para ver en cine. Con parlantes gigantes y de ser posible, con tecnología 3D. Les aseguro que -cuando el mejor actor es la locación- se deben hacer todos los esfuerzos para hacer justicia a cada detalles.
Si bien “Sanctum” no es una película que marcará época ni significa un paso adelante en tecnología o storytelling, su poderosa puesta en escena vale el esfuerzo.
 Recomendada para ver con amigos y en un set de televisión realmente bueno.
PEACE OUT

Comments are closed.