post icon
Titulo original: Sherlock Holmes: A Game of Shadows
Director: Guy Ritchie
Elenco: Robert Downey, Jr., Jude Law, Noomi Rapace, Jared Harris
Duración: 128 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2011
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Aquel que me conoce bien, sabrá que mi afición a la lectura estalló con los libros de mi querido y admirado Sir Arthur Conan Doyle. Las aventuras de Sherlock Holmes son relatos que atesoro hasta el día de hoy. No hubo ninguno que no leyera y tengo pendiente: apenas este en Londres, iré como un peregrino a Baker Street, a prestar mis respetos al detective más brillante de la historia.

Con las medallas que tienen los libros, adaptados hasta el hartazgo en un sinfín de libros, historietas, radioteatros, obras de teatro y musicales, era inevitable que el cine no volviese a acordarse de tamaño personaje en tiempos de crisis creativa.

Y no sólo fue Sherlock Holmes quién fue “desempolvado”, el otro gran beneficiado fue Robert Downey Jr. un gran actor quién por varios años fue relegado al olvido víctima de sus adicciones. Pues ahora, Downey Jr y Holmes son uno y aquí van por su segunda historia.

Corre 1891. Sherlock Holmes está prácticamente retirado de “la vida pública”, pero en privado está siguiendo la pista a un golpe criminal de repercusiones a nivel mundial.
Su amigo Watson ha llegado a visitarlo y rápidamente se percata que a pesar de estar ad portas de contraer nupcias, Holmes cuenta con él para detener el ataque que según sus predicciones, apunta al infame Dr. Moriarty.

A duras penas, Watson se casa con su prometida. Digo a duras penas, por que incluso antes del matrimonio, los secuaces de Moriarty (sí, Holmes tenía razón) comienzan a hacerle la vida imposible.

Ésta vez, el plan que planea el intelectual es inmenso. Tan grande, que podría desembocar en una guerra mundial.

Admito que tengo gran inclinación a caer rendido frente a las historias de Connan Doyle, pero esta cinta me generó ciertos reparos. Lo bueno es que cuenta con dos grandes actores y secuencias de acción que repiten la fórmula exitosa de la primera entrega, sin embargo dos enemigos tan grandes como Holmes y Moriarty pudieron profundizar su rivalidad intelectual y física (Moriarty era campeón de boxeo) mucho más.

Sherlock Holmes: A Game of Shadows es una secuela correcta, entretenida y explosiva. Lo malo es que esos adjetivos le calzan a muchas películas sin historia previa. Holmes merece estar muchos peldaños más arriba.
Espero que Guy Richie salga de la dirección y se pueda hacer un reboot de la saga. Lo merecemos.
PEACE OUT

Comments are closed.