post icon
Titulo original: The Age of Stupid
Director: Franny Armstrong
Elenco: Pete Postlethwaite, Jehangir Wadia, Layefa Malin, Al Duvernay, Fernand Pareau
Duración: 89 min.
País de Origen: Inglaterra
Año: 2009
Pagina oficial
nota

Esta cinta dirigida por Franny Armstrong es un hibrido entre documental, mockumentary, ficción, animación y drama. Todo orquestado con un mensaje claro u conciso: Debemos detener el calentamiento global si no queremos desaparecer.

La historia comienza el año 2055, momento en que todo ha desaparecido y los últimos vestigios de la humanidad – animales, obras de arte y documentos- yacen guardados en una bóveda que se irgue solitaria en medio de la nada y la que es custodiada por el protagonista-narrador de la historia.

Sentado frente a una pantalla, el hombre va viendo fragmentos del mundo antes de la catástrofe, cuando aun estábamos a tiempo de hacer algo.

Es ahí cuando la parte ficción da paso a la parte documental. Cámara en mano, conocemos varias historias de personas que de una u otra forma, están afectando al mundo.

Por un lado esta Fernand Pareau, un anciano de 82 años quien ve como los glaciares de Francia se derriten y su pequeño poblado en el campo, se ve amenazado cada vez más por carreteras y camiones que destruyen la armonía y paz del lugar.

Otra historia es la de Piers Guy, un inglés cuya familia entera esta tratando de bajar sus emisiones de basura, consumo de energía y consumo. Para eso están produciendo sus propios alimentos y tomando una serie de medidas que también inculcan a sus hijos.

Pero también están “los malos” y ese papel recae en el empresario indio Jehangir Wadia, un tipo prepotente, abusivo y gritón. Él esta a punto de lanzar su propia línea aérea en India llamada GoAir. Solo lo mueve la riqueza personal.

También hay una dos hermanos iraquíes, quienes cuentan su vida, después de que el ejercito americano mato a su padre y madre. Ambos son solo niños y esperan mejorar sus condiciones de vida.

Por ultimo esta Layefa Malemi, una joven nigeriana que batalla dia a dia con la pobreza y cuyo gran sueño es ser doctor (no solo doctor, sino una buena doctor).
Es impresionante ver como su pueblo ha sido contaminado con el petróleo que la multinacional Shell derrama en el agua. Los pocos pescados que queda deben ser lavados con OMO para ser consumidos. Leíste bien, con OMO.

Como ven, “The age of stupid” mezcla varias historias anónimas para demostrar qué esta haciendo cada uno para contribuir a la destrucción del planeta.

Este trabajo tiene varias particularidades:
- Fue financiado gracias a la contribución de varios anónimos (crowdsourced).
- Se distribuyo usando un modelo único: Cualquier persona con una sala de cine podía negociar directamente con los productores y reproducir la película en su sala, saltándose a los distribuidores de siempre. En los primeros cuantos meses, 682 salas reprodujeron la película, recaudando bastante dinero.

Pero aparte de eso, “The age of stupid” es un trabajo muy cuidado. Desde la producción de CGI hasta los registros (recopilados en un periodo de tres años) el film es uno de los mejores documentales del año.

Entretenido, muy bien hecho y con un mensaje potente: Se nos acaba el tiempo. Hagamos algo para detener el calentamiento global.
PEACE OUT

Comments are closed.