post icon
Titulo original: The Avengers
Director: Joss Whedon
Elenco: Robert Downey, Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson
Duración: 143 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2012
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Poca veces tenemos el privilegio de ver una cinta de la magnitud de “The Avengers” en el cine, antes que se estrene en su país de origen.
Ayer por la noche -casi una semana antes del estreno en US- la película se aterrizo en Chile y tuve la suerte de poder ir a verla.

Como han de saber -a menos que estén viviendo bajo una roca y por ende, ni siquiera leerán esto- Marvel ha emprendido uno de los desafíos más grandes y entretenidos que haya visto el cine. Su idea del metaverso es absolutamente ambiciosa y grandilocuente, mas si todas las cintas que vienen están bien hilvanadas y son tan entretenidas como The Avengers, Marvel estará en la senda de hacer historia y de paso, varios billones de dólares.

Antes de ésta cinta, ya hubo varias películas protagonizadas por los personajes de Marvel de manera individual: IronMan, Capitán América, Hulk y Thor ya habían puesto a prueba su popularidad en taquilla; ahora por primera vez, comparten escena con otros personajes como Nick Fury, The Hawk y Natasha Romanoff.
La melcocha que se forma, es en teoría sumamente compleja de manejar, sin embargo el director Joss Whedon (cuya entrevista en la revista Wired de Mayo 2012, plasma de manera perfecta su visón para la cinta) hizo tan bien su labor que sacó aplausos, armando una cinta explosiva y sumamente entretenida.

Nick Fury, Director de S.H.I.E.L.D. llega a una instalación militar de alta seguridad donde se está estudiando el Tesseract, una fuente de energía cuyo potencia es todo un misterio.
Estando allí, Fury presencia como el cubo se activa y abre una puerta interdimensional por la cual entra Loki, el hermano diabólico de Thor.
Loki se roba el Tesseract y de paso se lleva consigo a The Hawk y a un científico altamente capacitado en activar el misterioso aparato.

Cuando esto ocurre, Fury se da cuenta de la magnitud de la situación y decide re activar la iniciativa “The Avengers”. Sus agentes se dispersan en busca de Bruce Banner, Tony Stark y Steve Rogers.
La misión es clara: Atrapar a Loki y quitarle el Tresseract.

Loki anda por Alemania, hasta allá llega IronMan y Capitán América para apresarlo, más el poder del dios es tremendo y sólo la milagrosa aparición de Thor evita desgracias mayores.
Al final de la batalla y para sorpresa de todos, Loki se deja arrestar y sumisamente es llevado a la base aérea de S.H.I.E.L.D.

Una vez apresado, los planes de Loki se hacen más patentes. Inteligente y manipulador, el hermano de Thor busca fracturar la cohesión del grupo. Apelando al ego de cada uno y su diferencias, para así comenzar a separarlos y enemistarlos. Es tal su habilidad, que el objetivo máximo del villano es perturbar a Bruce Banner a tal nivel, que termine transformándose en el Hulk y por ende, destruya S.H.I.E.L.D. y al resto de “The Avengers”

Hacia la mitad de la cinta, el grupo deberá dejar de lado sus diferencias y trabajar en conjunto para enfrentar una amenaza extraterrestre de proporciones bíblicas. Sólo el trabajo en equipo parece ser la llave que permitirá evitar el yugo de la humanidad.

“The Avengers” es toda una experiencia cinematográfica. Está llena de acción visual, pero no olvida (entre tanta explosión) armar un escenario intimo y complejo donde el ego de los súper héroes parece ser su máximo rival.

La idea de salvar al mundo es antigua, pero incombustible. EL cine sabe perfectamente que siempre habrá algo “más grande y más malo” que quiera destruir nuestro amado planeta. Como siempre digo, la gracias está en cómo se plantea la historia y como se narra.
Whedon sabía perfectamente en que se estaba metiendo cuando se ofreció para el proyecto y al final de la película, es claro que su visión se logró de gran manera.
Este tipo de cine es un escapísmo a la rutina, una conexión sin escala a cuando teníamos 13 años y los cómics eran lo máximo. Ahora que somos más grandes, apreciamos la calidad del guión y los diálogos, pero la orquesta perfecta de explosiones, escudos, misiles y trajes brillantes es la receta perfecta para disfrutar sin culpas del mejor cine de súper héroes.

Lo mejor y más interesante de esto, es como DC -la casa editorial rival y dueña de Súper Man y Batman- responderá al metaverso que Marvel trajo a la mesa. Al final, los más beneficiados vamos a ser nosotors, los espectadores.
PEACE OUT

Comments are closed.