post icon
Titulo original: The Help
Director: Tate Taylor
Elenco: Emma Stone, Viola Davis, Bryce Dallas Howard, Allison Janney, Octavia Spencer, Jessica Chastain
Duración: 146 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Premios: African American Film Critics Association Mejor película, mejor actirz, mejor actriz secundaria | Black Film Critics Circle Mejor película, mejor actirz, mejor actriz secundaria | Broadcast Film Critics Association Awards, Mejor película, mejor guión | New York Film Critics Circle Awards Mejor actriz secundaria, entre otros.
Año: 2011
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Seguimos con el review de cintas nominadas en la categoría de mejor película, una a para el Oscar 2012.
Este año de las candidatas más fuertes para llevarse la estatuilla es “The Help” una película basada en el libro homónimo escrito por Kathryn Stockett.

La historia es esencial para entender a la sociedad americana en la década del 60. Cómo vivían los blancos y cómo se relacionaban con sus criados, sin embargo el merito de “The Help” radic en no contar esto desde fuera, sino desde la intimidad y el relato vivaz de las empleadas de color, quienes jamás habían hablado sobre su experiencia, sueños, anhelos y la vida en general.

Aibileen Clark es una empleada negra que acaba perder a su único hijo. Se pasó la vida cuidando y criando a niños que no eran de ella. Minny Jackson es otra empleada de color que no ha podido encontrar trabajo. Una de sus empleadoras le hizo mala fama y ahora está catalogada como problemática.

Eugenia “Skeeter” Phelan acaba de graduarse como periodista. Mientras busca trabajo se muda a la casona que habita su madre. Cuando llega a casa, Skeeter queda devastada cuando se entera que la señora que la crió ya no trabaja en la casa. Su madre le dijo que renunció, pero ella no le cree.

Skeeter ve como todas sus amigas decidieron casarse, tener hijos y complacer a sus maridos. Ella por otro lado, está soltera, tiene un titulo y muchísimas ganas de ejercer como periodista.
Mientras trabaja escribiendo una pequeñ columna para el diario local, la chica se da cuenta como sus amigas maltratan a sus empleadas, las denostan e incluso han propuesto una ley para que la gente de color tenga un baño separado a los blancos. ¿la explicación? “ellos portan enfermedades distintas a las nuestras”.

Todo esto enciende provoca emociones muy fuertes en Skeeter. Ella se lleva muy bien con todo el mundo y no es capaz de entender las estúpidas diferencias que la gente hace entre empleadas y patrones. Su relación cercana con las empleadas de su casa es otro motivo que la llevan a escribir un libro titulado “The Help”. Aquí, ella espera dejar un registro de los testimonios de varias empleadas de color que han visto como sus derechos han sido abusados por sus empleadores. Eso y sus sueños, alimentarán la pluma de la joven periodista.

Al principio, las empleadas no quieren cooperar con Skeeter, saben que se meterán en serios problemas si hablan. Aibileen es la primera en acceder, se da cuenta que todos los niños que ha criado crecerán para convertirse en personas iguales a sus padres.

Luego se suma Minny quién fue despedida por usar el baño de la casa. Ahora, su hija debe abandonar la escuela para trabajar, puesto que a Minny nadie le quiere dar trabajo por su “horrible” afrenta.

Eventualmente, más de 20 empleadas de color deciden cooperar con Skeeter. El libro, escrito de manera anónima, se transforma en éxito de ventas. Todo lo que la chica gana, lo comparte con las mujeres, que no sólo vieron como el mundo se enteraba de tan terrible verdad, sino que ahora el tema de los derechos cíviles y la discriminación se levantaba y llega a toda la nación gracias a personas como el Dr. Martin Luther King.

Viola Davis, quien encarna a Aibileen, es razón suficiente para ver “The Help”. Su actuación es maciza y lleva la historia en sus hombros. Sin embargo la película en sí, es tremenda en todo aspecto.

Se las arregla para poner mucho humos en un tema tan delicado como este. Nos emociona hasta las lágrimas y nos enfurece cuando somos testigos pasivos de los abusos que se cometan en privado con estas personas.

La cinta funciona porque tiene los ingredientes clásicos para arrancar bien: villanos empoderados y míseros que tienen por contraparte a personajes victimizados por un trato vejatorio. Allí –en la trama- la película podía haberse quedado estancada, pero nuevamente, Viola Davis arrastra todo para sacar adelante una historia conmovedora, altamente entretenida y muy vivencial.

Sigue la lucha por el Oscar. Aquí, al menos en mi opinión, está la ganadora a mejor actriz.
PEACE OUT

Comments are closed.