post icon
Titulo original: Man in the Chair
Director:Michael Schroeder.r
Elenco: Christopher Plummer, Michael Angarano
Duración: 107min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2007
Premios: Santa Barbara Festival (winner) / Heartland Fil Festival (winner) / Method Fest independent awards (winner) / Kent Film Festival (winner) / Palm Beach International Film Festival (winner) / Stony Brook Film Festival (winner) Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

El guión de esta película es un knockout. Fresco, diferente y muy armónico.

Eso si, quizás me llego más porque inmediatamente establecí lazos con el muchacho y el anciano. Así como si y o pudiese convertirme en uno de ellos rápidamente o bien topármelos (o haberlos conocido) en la calle.

El elemento de familiaridad es sumamente poderoso y yo al menos lo noto cuando mi corazón se acompasa en sus latidos y pestañeo pocas veces. Cuando la saliva se me seca en la comisura de los labios y controlo mi vejiga sin hacer mayores esfuerzos. Cuando el cine hace lo suyo y yo estoy solo (aunque este rodeado) con los personajes y su historia.

Ahí ya me fui, me aleje del resto para entrar en las escenas y silencioso, compartir dos horas con aquellos personajes familiares y calidos (o aterradores) que a veces aparecen frente a nosotros. Eso fue “Man in the chair” para mi: Intimidad.

La historia va así:
Cameron Kindaidd es un joven problemático y solitario que pasa sus tardes en el viejo cine del pueblo viendo clásicos de Hollywood. Su único amigo también es fanático del cine y juntos planean producir una película para el concurso escolar, el cual premia al ganador con una beca para estudiar en la Escuela de cine de Los Ángeles.

La posibilidad de torcerle la mano al destino y hacer algo con su vida es genuina. Pero su pobre formación educacional y cero recursos económicos se yerguen como un escollo demasiado grande para el.

Pero en una de esas eternas matinée en el cine, el muchacho conoce a Flash Madden, la ultima persona viva del equipo que trabajo en la mítica “Citizen Kane”.
Decidido a contar con su expertise y experiencia, Cameron hace lo imposible por tener la atención de este anciano alcohólico y cascarrabias, quien lo desprecia y humilla cada vez que cruza palabra con el.

Al final, la historia parece agarrar vuelo cuando Flash accede a colaborar en la película (a cambio de Cohibas y Wild Turkey) y no solo eso, sino que involucra a todas las viejas glorias que alguna vez hicieron historia trabajando en Hollywood.

“Man in the chair” no es solo una película que habla de redención, sino que entre los sueños nos aterriza de golpe y nos muestra la cruda realidad a la que están sometidas las personas que viven en asilos.

Si entre broma y broma el padre de Homero en Los Simpson no lo pasa nada de bien en el lugar donde esta. Aquí es lo mismo, pero las imágenes son crudas y la soledad, así como los sueños de un pasado prospero, se funden con el olor a orina, las escaras y la cesantía emocional y mental a la que se abandonaron estas personas.

A fin de cuentas, la película es una sinergia de varios temas que a mi me importan: el cine, la amistad, la redención, el amor, la tercera edad y de nuevo: las películas como elementos que unen a las personas, por diferentes que estas sean.

Linda cinta. Cameron y Flash estaban pasados a Cohiba y Wild Turkey, pero vislumbre en ellos a Salvatore y Alfredo de “Cinema Paraiso”.
PEACE OUT

Comments are closed.