post icon
Titulo original: The Off Hours
Director: Megan Griffiths
Elenco: Amy Seimetz, Ross Partridge, Scoot McNairy Duración: 93 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2011
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Dentro del marco de SANFIC, fue que me tope con esta película.
Si mal no recuerdan, la noche previa vi “Norbeto apenas tarde”, una dramedia uruguayo-argentina que me dejo medio atravesado y no del todo contento.
Pues bien, ingenuamente pensé que esta película podía andar mejor en el apartado de trama, mas nunca pensé que sería tan oscura, deprimente y lamentable (lo que no es malo, simplemente no era lo que buscaba mi espíritu alegre).

Toda la cinta se desarrolla en un diner de mala muerte en medio de la nada.
Hasta allí llegan camioneros, un par de matrimonios y quizás algún joven que trata de apagar el hambre. Todos son seres humanos anónimos que no cruzan miradas, arrastran las piernas y murmuran un saludo al entrar o salir.
Allí trabaja Francine, una mesera joven que no piensa en nada más que acostarse con el próximo hombre que cruce la puerta. La verdad es que no le importa mucho estar trabajando, mal que mal, para eso está el baño.
Y nadie le puede decir nada: el dueño de la tienda es alcohólico y apenas se aparece en el local, está más preocupado de ver a su hija luego de un doloroso divorcio. Y la otra mesera, bastante más vieja que Francine, también se acuesta de vez en cuando con algún cliente, pero al menos ella lo hace en un motel.

Cuando no está trabajando o en el baño, Francine vuelve a casa, donde vive con su medio hermano, un tipo desempleado y alcoholico que está medio enamorado de ella. 
La vida avanza lento y nada parece mejorar.

Un día, llega al dinner un camionero bastante especial. De partida, rechaza a Francine cuando esta se le ofrece. Lejos de sentirse humillada, la chica se interesa por el nuevo hombre y conversa con él. Se entera que antes de trabajar al volante, el hombre fue un banquero bastante exitoso quién asqueado de su antigua vida, decidió recorrer el país al menos por unos años como camionero.

Con el paso de los días, la chica verá una luz de esperanza en este hombre que parece bueno, reposado e inteligente. ¿Quizás él la pueda sacar de ahí y mostrarle el mundo? ¿Será esta su oportunidad para dejar atrás el vacuo donde vive?

“The off hours” debe ser una de las películas más tristes y deprimentes que he visto. Los personajes son solitarios, se refugian en encuentros casuales y no aspiran a nada más que no sea una cerveza fría por la noche.
La película debuto en Sundance 2011 en la categoría de cine independiente bajo presupuesto. Le fue bastante bien, y supongo que eso se debe a algo que rescate sólo después de ver la película, mientras la comentaba con mi polola: Sólo cuando vemos ésta cara de la moneda es que nos damos cuenta de cuan afortunado somos de tener lo que tenemos. Este tipo de personas, las cuales pasan por nuestro lado y pocas veces vemos, lejos de ser rechazados, deben ser incorporados y estimulados para buscar un mejor porvenir. No era el caso de los empleados del dinner, mas la persona del camionero solitario (quién antes era éxitoso y renuncio a todo) representa la ínfima posibilidad de revertir el ciclo negativo de aquella chica y esas personas.

Si bien es triste, “The off hours” es una película que sirve para ver lo que tenemos y cómo nosotros podemos impactar en aquellos que tienen menos.
PEACE OUT

Comments are closed.