post icon
Titulo original: The Pixar Story
Director: Leslie Iwerks
Elenco: -
Duración: 87 min.
Paí­s de origen: Estados Unidos
Año: 2007
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Pocas personas han logrado hacer lo que Steve Jobs hizo: Cambiar industrias completas y liderar dos de las empresas más icónicas del mundo.
Apple y Pixar se han vuelto referentes en sus industrias y ambas han logrado de manera perfecta el equilibrio entre arte y tecnología que Jobs siempre persiguió.

El documental comentado aquí es un viaje a los inicios del estudio de animación -mucho antes de Jobs e incluso antes de Apple- cuando un joven John Lasseter fantaseaba con dibujar para Disney y crear historias emblemáticas como Fantasia o Blanca Nieves.

Es el quién comienza relatando su aventura y cómo empezó a mezclar animación tradicional con el incipiente mundo de la animación digital.
Fueron esos primeros esfuerzos los que le valieron un Oscar (después vendrías muchos premios más y recientemente un espacio en el “walk of fame”) y la atenta mirada de una industria que veía con recelo cómo los computadores amenazaban todo lo que ellos conocían hasta ahora.

En ese entonces George Lucas -dueño de la marca- quiso venderla tomando en cuenta que Pixar hacía hardware y no software. Él decidió enfocarse en Industrial Light & Magic y dejar de lado “los computadores” de la incipiente empresa.
Es ahí cuando aparece Steve Jobs (despedido de Apple y en pleno proceso para armar Next, su nueva empresa) quién decide comprar la empresa y usar el avanzado software de modelamiento 3D en sus computadores NEXT.

Pero en los meses venideros y cuando conoce a Lasseter y otros genios creativos de Pixar, Jobs decide dar una nueva oportunidad a la empresa, que comienza paulatinamente a hacer cortos animados.

Lo que pasa entremedio es digno de una buena película: Pixar logra notoriedad gracias al trabajo de Jon Lasseter y Disney hace lo imposible por contratarlo (siendo que antes lo habían despedido) sin embargo Lasseter está muy bien en Pixar como para irse.
Disney sigue ofertando para que el ilustrador y director renuncie, pero al no llegar a puerto, deciden trabajar en conjunto con Pixar. Es de este matrimonio que salen cintas como Toy Story, Bug´s Life y otras cintas emblemáticas.
El problema, es que nadie sabe quién es el dueño intelectual de las cintas ¿Pixar inventó la historia y animó? ¿Disney se limitó a distribuir y financiar?

El romance entre ambas marcas pronto da paso a paso a una guerra de proporciones que casi termina de muy mala forma (Disney amenazó con ejercer su propiedad sobre de todos los personajes que ideó Lasseter y su equipo) sin embargo al final, la empresa de Jobs fue adquirida por la astronómica cifra de 7.4 Billones de dólares por DIsney.

Es realmente impresionante ver como un trío de personas disímiles pero con intereses en común (Lasseter, Jobs y Ed Catmull) lograron transformar profundamente la manera en que se hacía cine infantil. No sólo lo animaron con computadores, sino que hicieron historias que fuesen atractivas para los adultos.
Pixar debe ser la única empresa en el mundo del cine que ha logrado éxito tras éxito. Esto no tiene precedentes y es realmente digno de estudio.
En un momento del documental, Jobs habla del síndrome del segundo producto: Una vez que tu primer producto ha tenido un éxito rotundo, el que viene después cargará con el peso de emular y tener una performance tan buena como el primero. Pues Pixar demostró que esto no aplica para ellos, y nos devolvió a todos, la magia más pura del cine.
PEACE OUT

Comments are closed.