post icon
Titulo original: The unborn
Director:David S. Goyer
Elenco: Odette Yustman, Gary Oldman, Cam Gigandet, Meagan Good, Jane Alexander
Duración: 87 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2009
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados




David S. Goyer es quien dirige “The unborn”, una cinta protagonizada por Gary Oldman en el rol de un consejero espiritual quien debe asesorar y aconsejar a Casey Beldon, una joven acosada por espíritus del mal.

Todo comienza cuando Casey sufre espantosas pesadillas en las que sueña con perros rabiosos y un tétrico niño de ojos azules que la aterra y perturba.
Un día, mientras cuida del hijo de una vecina, Casey sufre una visión que la trastoca: el niño de su vision se le aparece en un espejo y le dice “Jumby quiere nacer ahora”.

Al día siguiente, una amiga le habla sobre la superstición del no nacido y un espejo. Le dice que no debe mirar los espejos en un periodo de un año.
Pocos días después, Casey vuelve a ser víctima de la aparición, lo que la lleva a investigar y tratar de descifrar que se oculta tras estos eventos. Resulta que al nacer, ella tuvo un gemelo el cual murió dentro del vientre materno, por lo tanto fue un no-nacido.

Investigando, Casey da con el paradero de su abuela Sofi, quien le dice que ella también tuvo un gemelo que falleció. Sin embargo su experiencia fue peor, puesto que los nazies querían usar al niño como una especie de portal para que un dybbuk (espíritu maligno judío) entre al mundo de los vivos. Sofi le cuenta a su nieta que ella mato a su gemelo y que según ella, el dybbuk quiere vengarce.

Sofi pone alerta a Casey y le recomienda que busque ayuda con el rabino Sendak para que haga un exorcismo según las tradiciones judías.

La historia en sí no es la mejor historia de terror, sin embargo cumple con asustar a intervalos con apariciones sorpresivas y ruidos de ¡gua! que -si tienes un buen equipo de sonido- te harán saltar.
Eso sí, a favor de la película vale destacar que la película tiene muchas escenas violentas y monstruos bastante bizarros (tipo Silent Hill) lo cual debo decir que fue todo un bálsamo para mí, que disfruto de las cintas de terror.

En resumidas cuentas, “The unborn” es una buena película de terror. Eso no es ni tan bueno ni tan malo, y es que dentro de todo el despelote de películas de medio pelo que siempre están apareciendo, una historia que nos ponga los pelos de punta, al menos por los efectos especiales que tiene, se agradece. Y mejor que eso aun, Megan Fox
Sigo esperando ansioso el próximo éxito de terror que venga a relevar estos pequeños sustos esporádicos pero de cortísimo aliento.
PEACE OUT

Comments are closed.