post icon
Titulo original: The wrestler
Director: Darren Aronofsky
Elenco: Mickey Rourke, Marisa Tomei, Ernest Miller
Duración: 115 mins.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2008
Festivales: Venezia, Oscar
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados

Al fin pude ver la última cinta de Mickey Rourke y el director Darren Aronofsky.
Desde que fue anunciada hace ya un buen tiempo que la esperaba con ansias y ahora que la he visto me doy cuenta que toda espera valio la pena.

Nunca había visto una cinta que desnudase el lado humano de los luchadores. Siendo Aronofsky un “outsider” del circuito de la lucha, su visión es muy acuciosa y precisa.
El retrato que Aronofsky va construyendo en torno de la figura del otrora famoso Randy “The Ram” Robinson es tremendo.
Si bien ya no veo lucha libre como solía hacerlo (ya casi no veo nada de nada) conozco las historias, personajes, backstage y todo lo que conlleva la industria, por lo que una cinta asi –seguramente nominada al Oscar – valida a estos profesionales, a los seguidores y a todos los que se mueven gracias al wrestling. La cinta saca de la oscuridad y de los sótanos a un espectáculo odiado, vilipendiado, manoseado y acusado, pero que de una u otra forma, se ha mantenido como el pasatiempo de America y la religión de México, por solo darle dos apelativos.

Pero vamos a la historia en si:
Randy “The Ram” Robinson es un luchador profesional cuyo pináculo fue durante los 80. Hoy trabaja part time en un retail y además – los fines de semana – se coloca las calzas y las botas para seguir luchando en asociaciones independientes en colegios o gimnasios arrendados por la noche.
Randy vive en un trailer y maneja una camioneta. Además de sus dos trabajos, el hombre frecuenta un club de strippers donde conversa con Cassidy, una de las bailarinas del antro.
Además, su vida transcurre entre tinturas de pelo, depilación, bronceado, gimnasio y compra de esteroides. Randy esta solo y lo sabe. Pero decide seguir y viviendo de los vítores de su “familia” putativa.

Pero nadie es eterno y un ataque al corazón manda al gigante al hospital.
Luego de recibir un lapidario pronostico por parte del doctor, Randy evalúa su vida y decide hacer cambios. No solo deberá cuidar su cuerpo, si no su corazón solo y mullido.
Decidido a recuperar el tiempo perdido, Randy se contacta con su hija yt trata de llegar al corazón de Cassidy, en quien ve a la única posibilidad de encontrar algo que se llama amor.

La cinta retrata crudamente la vida “post fama” de un luchador profesional.
Aronofsky capta lo que supongo, es la realidad para muchas superestrellas retiradas del spotlight y sin nada que hacer, mas que seguir entregándose todos los fines de semana por unos cuantos dólares.
La cinta ya gano un león de oro en el festival de Venecia y corre como candidata al Oscar como mejor película.
Por su parte, Mikey Rourke renació su carrera gracias a este papel y ahora se perfila como uno de los villanos para Ironman 2.

“The wrestler” es aquella película que esperaba. Tremenda en todo el sentido de la palabra. Se las recomiendo sin lugar a dudas.
PEACE OUT

Comments are closed.