post icon
Titulo original: Twelve
Director: Joel Schumacher
Elenco: Chace Crawford, Emma Roberts, Curtis Jackson, Esti Ginzburg
Duración: 94 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
Pagina oficial
nota
Artículos relacionados
  • No hay artículos relacionados

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Estamos en el uptown de New York.
El barrio alto está lleno de jóvenes con dinero que vuelven a casa para vacacionar por una semana. Todos tienen dinero y ganas de vivir de fiesta en fiesta.
Cuando la presa llega, los traficantes se acercan con su mejor cara. Tienen “twelve”, una droga nueva que de seguro hará furor entre todos los chicos.

“White Mike” es uno de los traficantes que comienza a doblar y triplicar sus ingresos gracias a los estudiantes. Sin embargo, aún no vende la nueva droga.
Lionel es quién abastece a Mike y él sí tiene mucho Twelve y nada de compasión por quienes no le pagan. Una noche, dispara y mata al primo de Mike quién trato de engañarlo. La policía culpa a otro chico de la muerte.

Por otro lado están los jóvenes, con dinero para quemar y ganas de divertirse.
Chris Kenton vive en una mansión, pero es un nerd desesperanzado. Sólo puede soñar con las mejores chicas y éstas lo utilizan para pedirle cosas o dinero. Chris tiene padres separados, su madre vive en una profunda crisis y recién acaba de llegar su hermano mayor luego de pasar por una infructífera rehabilitación. El tipo es un sociópata, fanático de las pesas, coleccionista de armas y con una desestabilidad emocional preocupante.

El clímax se desata durante la fiesta de la hermosa y popular Sarah, quien manipula a Chris para que le preste su casa a fin de celebrar la mejor fiesta de 18 que Manhattan haya visto.

“Twelve” es una de las tantas cintas que retrata el desenfreno de los jóvenes clase alta y las cantidades desorbitantes de drogas que ahí se mueven.
Al final las conclusiones son siempre las mismas: Todos buscan atención, cariño y un poco de amistad. Están solos, mantienen relaciones basadas en el interés y jamás logran conexiones reales con nadie.

Sin embargo, hay un GRAN pero: la película tiene un narrador en off. Eso siempre sucede cuando el guión no se puede resolver y alguien tiene que “explicar” lo que está pasando; es una suerte de salida rápida.

“Twelve” no es una obra maestra y tampoco es basura. Se mantiene en el limbo de las películas que olvidaremos en 24 horas.
PEACE OUT

Comments are closed.