post icon
Titulo original: Un cuento chino
Director: Sebastián Borensztein
Elenco: Ricardo Darín, Muriel Santa Ana, Ignacio Huang
Duración: 97 min.
Paí­s de origen: Argentina
Año: 2011
Premios: Festival de Cine de Roma 2011, Mejor Película | Premios Goya 2012, Mejor Película Latinoamericana.
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Voy a partir con una pregunta. ¿Qué harías si de un día a otro estás a cargo de un chino que no habla una gota de español?
Eso es exactamente lo que le sucedió a Ricardo, un ferretero bonaerense malhumorado, que deberá ayudar y hacerse cargo del pobre Jun, un chino de 25 años extraviado literalmente, “al otro lado del mundo”.

Todo se da bajo las más extrañas circunstancias: Ricardo estaba tomando mate mientras miraba los aviones llegar y salir de Ezeiza. A veces suele hacer esto para despejarse y salir de la rutina. La única diferencia es que este día, un taxi se estaciona a su lado y un pobre chino sale disparado a la calle. Ricardo trata de ignorar la escena, pero el muchacho se pone a llorar desesperado. Sin saber muy bien qué hacer y actuando de manera automática, lo invita a subirse a su camioneta y llevarlo a su casa. Lo que no sabe es que Jun no habla una gota de español y peor aún, vomita dentro del carro. Quizás Ricardo le hubiese perdonado muchas cosas, pero manchar su joya no es una de ellas. Furioso lo deja en un paradero de bus y se marcha.

Esa noche, la lluvia arrecia y Buenos Aires está sumido en temperaturas gélidas. Algo -lo que el resto denomina como corazón- hace que Ricardo recapacite, agarre el coche y salga a buscar a Jun, que sigue en el mismo lugar donde lo dejo.

De ahí en adelante, Ricardo – la quintaesencia del soltero amargado y solitario – se ve envuelto en una serie de situaciones que bordean lo absurdo e increíble. ¿Cuando iba a pensar que de un día a otro estaría a cargo de cuidar y ayudar a un chino a encontrar a un pariente?

“Un cuento chino” está protagonizada por Ricardo Darín, uno de los actores más robustos de Latinoamérica. En lo personal, trato de ver todas las producciones en las cuales está involucrado y creo que hasta ahora, nunca me ha defraudado.

Aquí, encarna a un tipo complejo, difícil de tratar, pero a la vez lleno de recuerdos dolorosos y atrapado en una vida silenciosa, que ni siquiera se molesta con destacar o llamar la atención de nada. Si a Ricardo todo el mundo lo ignorase, él estaría tranquilo.

Y es la situación que la vida le trae, la cual lo obliga a salir de su caparazón, empatizar con una persona tan distinta como Jun y a través de eso, enfrentar y lidiar con sus trancas y demonios.

Al final, y después de conocer a varios extranjeros durante los últimos años, llego a la misma conclusión: Somos todos iguales.
El ejercicio funciona si dejas a cualquier persona en un ambiente desconocido. Todos vamos a buscar refugio en las personas que se vean más confiables y en las cosas que nos recuerden nuestro hogar. El ser humano tiene una capacidad abrumadora para adaptarse. Ya sea al lujo más grande o a la pobreza extrema. Siempre salimos adelante.

Si bien no es la mejor película de Darín, “Un cuento chino” es una muy buena historia.
PEACE OUT

Comments are closed.