post icon
Titulo original: Jodái-e Náder az Simin,
Director: Asghar Farhadi
Elenco: Leila Hatami, Peyman Moaadi, Shahab Hosseini, Sareh Bayat
Duración: 123 min.
Paí­s de origen: Irán
Año: 2012
Premios: Berlin International Film Festival, Golden Bear | Durban International Film Festival Mejor Película | Fajr Film Festival, Premio de la Audiencia, entre otros.
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

En pocas oportunidades tenemos la oportunidad de ver cine de regiones distantes y diferentes a las nuestra. Sin embargo, cuando una película de un país tan lejano como Irán cruza el océano, debe ser por algo.

“Una separación” es realmente buena. Está hecha de silencios, momentos intimos y una dualidad muy dificil de lograr puesto que esta llena de matices, secretos y confabulaciones entre familiares y personas muy cercanas.
Sé que puede sonar un poco intangible, pero hay que verla para entender lo que estoy contando.

Nader y Simin han estado casados por 14 años. Viven con su hija de 11 años en Tehran.
La familia vive en un barrio clase media alta y durante esta época, están tramitando el divorcio. El quiebre vino cuando ella quiso abandonar el país para que su hija tuviese más oportunidades, sin embargo su marido se negó, preocupado por el deteriorado estado de salud de su padre, quién padece alzaheimer en estado avanzado.

Luego de no lograr el divorcio, Simin (la mujer) decide abandonar a su marido e hija y parte ala casa de sus padres.
Solo y con su padre a cuestas, Nader contrata a Razieh, una chica que lo ayudará con el aseo de la casa y el cuidado del anciano.

Desesperada por todo el cuidado que el abuelo demanda, Razieh duda del trabajo y decide renunciar, mas necesita el dinero y ya ha adquirido la responsabilidad.
Al día siguiente, cuando Nader llega a casa, encuentra a su padre inconsciente en el suelo y Razieh ha desaparecido.
Apenas aparece, ambos se trenzan en una acalorada discusión. Él la acusa de haber botado a su padre y además robado dinero. Ella pide disculpas y dice que respecto al dinero, ella jamás ha tomado algo que no le pertenece.
En este momento la película entra a tierra profunda, puesto que el marido de Razieh -un cavernícola violento y muy agresivo- decide demandar a a Nader por las graves acusaciones hechas en contra de su mujer.
Ninguna de las dos familias quiere perder, puesto que eso significa pena de cárcel. Nader sabe que si lo apresan, su hija y padre quedarán solos. Razieh por su parte está dispuesta a mentir, si eso significa dar en gusto a su marido.

“A separation” es una película sumamente bien armada y orquestada. El guión es macizo.
Para mi, fue también todo un descubrimiento ver de cerca a una familia iraní y sus códigos, Si bien se han occidentalizado en ciertos aspectos, las reglas y costumbres son sumamente fuertes aún. Su complejidad radica en la parte social y psicológica que va creciendo con pequeños actos y situaciones cotidianas.

La película es bastante tensa (realmente) y moralmente nos pone en situaciones incomodas. Esta complejidad arroja luz sobre las variables de la sociedad iraní y todos sus matices.
Una cinta definitivamente imperdible. Se los aseguro.
PEACE OUT

Comments are closed.