post icon
Titulo original: Waiting for "Superman"
Director: Davis Guggenheim
Elenco: -
Duración: 102 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2010
Pagina oficial
nota

También puedes comentar la película en Facebook o Twitter

Hace unas semanas estaba leyendo “Outliers, la historia del éxito”, ahí­ se hablaba -entre otras cosas- de las escuelas Kipp. Quede bastante asombrado con su proceso y sobretodo su promesa: sobre el 90% de los alumnos que asistan, terminan la Universidad.

Los KIPP (Knowledge it´s power program) partieron en Harlem, específicamente en el cuadrante más pobre de la ciudad. Con el tiempo, no sólo se han expandido, sino que han llamado la atención de miles de padres quienes ven aquí, una forma de sacar a sus hijos de la pobreza.

Sin embargo los cupos en KIPP son limitados y la demanda es sumamente alta, por lo que las autoridades a cargo de los colegios decidieron aceptar a sus nuevos alumnos por medio del azar: cada familia tiene un número único, si su número sale en la tómbola, el alumno es aceptado. Si no, con suerte quedará en lista de espera.

Recuerdo que el método me parecía justo, sin embargo, en “Waiting for Superman” queda al desnudo lo cruel e injusto que puede llegar a ser el azar, todo por no contar con suficientes colegios de calidad para los niños de escasos recursos.

Pues este documental analiza en profundidad y de manera descarnada el fracaso de la educación pública en Estados Unidos.
A través de cinco niños con distintos backgrounds (latinos, negros y una chica blanca) el documental va demostrando como los niños deben escalar y luchar por encontrar un lugar aceptable para terminar el colegio. La realidad es tan cruda, que Guggenheim (el director) habla de “dropout factories” o fabrica de fracasados, una forma de definir un puñado muy alto de colegios que tienen una tasa de deserción de casi el 60%, lo cual es sumamente alto.

El documental retrata una visión tétrica y desesperanzadora en cuanto al futuro de millones de niños, sin embargo muestra como algunos agentes de cambio han tomado esta situación en sus manos para cambiar las reglas del juego e intentar revertir esto.

Si bien muchas personas han dicho que el documental está construido sobre “medias verdades” y distorsiones de la realidad, pero la critica y los espectadores lo han premiado ampliamente.

Así mismo, el sitio web oficial del documental es una gran plataforma que convoca a los ciudadanos a sumarse a este movimiento e instar a las autoridades de sus ciudades a generar un cambio profundo en la educación.
Con un libro, miles de ciudadanos empujando hacia la misma dirección y los medios cubriendo la noticia, el movimiento ha tomado fuerza y con recaudación de fondos donados por muchas personas, se están abriendo nuevas escuelas públicas de excelencia.

Me quedo con una frase que me marcó: “Las desiciones siempre la toman los adultos”. Puede sonar lógico, pero cuando el futuro de millones de niños descansa en la firma de un par de personas que realmente no entienden el alcance de sus decisiones, los niños quedan vulnerables y sin posibilidad a replicar.
Es de esperar que estas iniciativas muevan a las personas a tomar conciencia y hacer algo para asegurar un futuro digno y lleno de sueños para los niños.

Cómo bien dice uno de los fundadores de KIPP: “Cuando supe que Superman no existía lloré. Y no por que fuese algo similar a Papa Noel, sino porque entendí que nadie llegaría a salvarnos de nuestro entorno”. Pues ahora nosotros somos ese Superman.
PEACE OUT

Comments are closed.