post icon
Titulo original:We Live in Public
Director: Ondi Timoner
Elenco: Josh Harris
Duración: 90 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2009
Premios: Mejor documental Sundance 2009
Pagina oficial
nota

Antes de Mark Zuckerberg, Larry page o Jeffrey Bezos estaba Josh Harris.
Harris fue uno de los empresarios más exitosos de la era “punto com” con proyectos como Pseudo.com y Jupiter Research, dos monstruos que crecieron al alero de Internet a principios de los noventa.

Esos dos emprendimientos hicieron de Harris uno de las personas más ricas del planeta. Eso decanto en portadas de revistas, fiestas y excesos.

Ya pasado los años y algo “tocado” (Harris tenía un alter ego que era un payaso llamado “Lovie”) el robusto emprendedor empieza a indagar en experimentos con personas que mezclaban el arte, con la tecnología e Internet.

De ahí sale “We live in public” una suerte de predecesor de los reality show en el cual Harris decidió encerrar a 100 artistas visuales y grabarlos durante un mes.
Luego de concretar la acción y ser casi encarcelado (fue acusado de generar una especie de culto) el empresario invirtió el dinero que le quedaba en grabar su vida junto a su entonces novia, bajo la misma lógica de transmitir 24/7 y compartir con la audiencia los comentarios del show.

El director sigue la pista de Harris quien tras sus mediáticos experimentos desapareció de la faz de la tierra y hacia el final del documental, lo viene a mostrar en África, donde actualmente reside y se dedica a entrenar a un equipo de basketball.

Es heavy ver como en los 90 estos tipos hacían lo que querían, las fiestas, los excesos y las mujeres estaban reservados para los artistas, no los geek de silicon Valley, pero de repente la burbuja de Internet era tan una vaca lechera tan inmensa que nadie pensó, reventaría.

Eso si, hace unos día veía como la gente de Digg o Zappos carreteaba y no era tan diferente a como lo hacían entonces, pero parece que ahora ellos aprendieron la lección y la burbuja no explotará como sucedió hace una década.

Harris será recordado como el loco que despilfarro toda su fortuna en experimentos que rayaban lo absurdo.
A mediados de la década trato de vender un par de ideas a la gente de Facebook y MySpace pero en todos lados fue rechazado. La burbuja estallo y no hay vuelta atrás.
PEACE OUT


  1. Thank you for sharing out…

    Thank you for sharing out…

    hello