post icon
Titulo original: Where the Wild Things Are
Director: Spike Jonze
Elenco: Max Records, Catherine Keener, Mark Ruffalo
Duración: 101 min.
País de Origen: Estados Unidos
Año: 2009
Pagina oficial
nota

Spike Jones se inspiro en el libro de Maurice Sendaka (1963) para hacer esta película.
La aparente simpleza, las poderosas metáforas y los monstruos han sido los culpables de cautivar a las personas hasta el día de hoy. Y es que el estreno de “WTWTA” se ha vuelto uno de los sucesos de 2009.

La historia, como bien decía antes, es sencilla:
Max tiene 9 años. Es inquieto y vive en un mundo de fantasía. Su permanente soledad lo ha empujado a ser tan creativo; inventa fuertes cuando su madre esta ocupada, persigue al perro vestido de lobo y se amurra cuando su madre tiene citas con algún hombre.

El muchacho es impertinente, soñador, enérgico y demasiado loco. Nunca se esta quieto y siempre parece disfrutar todo, aunque no hace más que buscar compañía en su hermana mayor y madres, las dos siempre ocupadas.

Un día, Max escapa de casa tras tener una gran pelea con su madre. El muchacho no hace mas que correr hasta el fin del mundo. Lugar hasta donde llega.
De un momento a otro, Max llega al mar y allí lo espera una barca pequeña. Decidido la aborda y parte sin rumbo.

El muchacho llega a una isla habitada por “criaturas salvajes”. Un puñado de seres extraños e inmensos. Todos hablan inglés y son amistosos, torpes e ingenuos. Max los conoce y se presenta como un rey muy respetado y poderoso. Las criaturas le creen y respetan su condición de emperador.

La relación no puede ser mejor. Max juega y se divierte con todas las criaturas. Pero eventualmente no todo es tan lindo y es ahí cuando la autoridad de Max es desafiada y las criaturas muestran un lado más oscuro y vil.

Lo primero que debo decir: Las criaturas salvajes son increíbles. La forma tan natural en que se mueve, su expresión, ese aspecto terrorífico-amable, su pelaje y todo lo que las atañe es de alta calidad. Eso es suficiente para ver la película entera de principio a fin.

Ya pasada la impresión de las criaturas, aparece la trama. Sumamente cotidiana y sencilla. Pero vista desde la perspectiva de un niño que esta sometido a condiciones extremas. Su única forma de escapar es evadiendo todo con su imaginación salvaje y desbocada y es ahí donde la historia toma otros derroteros. Ahí es donde aparece “Where the wild things are” y dejamos de lado “los dramas mundanos” para dar paso a una historia de aventuras y reinos imaginarios.

Jones y el resto de artistas que adaptaron el libro, vieron el potencial de la historia. Cada uno la plasmo a su manera alimentando la fama del original.
Buena cinta. Peluda y espesa, no fácil de digerir, pero buena.
PEACE OUT

Comments are closed.