post icon
Titulo original: The chronicles of Narnia: The horse and his boy
Autor: C.S. Lewis
Editorial: Andrés Bello
Año: 1954
Páginas: 179
nota

Vamos a por el quinto volumen de la saga.

“El caballo y su niño” es a mi paerecer el más flojo de los cinco volúmenes hasta ahora (relevando a “La travesía del Explorador del amanecer”).

Aquí, a diferencia de los cuatro libros anteriores, que seguían una línea de tiempo, nos devolvemos a la época en que Pedro, Edmundo, Lucia y Susana reinaban en Narnia.

Y si bien nuestros cuatro amigos vuelven a aparecer, el peso de la trama recae en dos “desconocidos”, perdón, mas bien cuatro.

Shasta es un niño que vive con su explotador padre. Todo va normal, hasta que un día un guerrero tarkeeno llega a la villa donde vive Shasta y trata de persuadir a su padre para que se lo venda. Pero durante esa noche algo extraño sucede, ya que mientras Shasta se acerca al caballo del forastero, se da cuenta que el equino puede hablar. Por lo que se entera que –de ser vendido- Shasta caerá en manos de un hombre peor que su padre. Acto seguido, el caballo –Bri- persuade a Shasta para que ambos escapen a Narnia, tierra en la cual nació Bri.

Así parte la historia, y así también conocemos a dos de los cuatro protagonistas. Las otras dos protagonistas son Aravis (una niña) y Juin (una yegua) se unirán mas tarde en el escape a Narnia (ambas, la niña y la yegua también escapan a su cruel destino).

Así como la trama gira en el escape de ambos dúos a Narnia, también vemos como Archerland (poblado cercano a Narnia) se ve envuelto en una guerra sin precedentes en contra de a gente de Tashban, quienes quieren derrocar al rey de Archerland, para mas tarde, tomar Narnia.

Quizás no coincidan conmigo en el comentario que hice sobre éste, como el más débil de los cinco libros hasta ahora, pero de ser así, creo que la explicación puede estar en que no están los niños a los cuales ya les agarramos cariño (al menos yo) y tenemos que acostumbrarnos a dos personajes nuevos, ¡cuatro perdón!, que si bien son heroicos y buenos, no dejan de ser…otras personas.

¡Anímense con la lectura!

PEACE OUT.

Comments are closed.