post icon
Titulo original: Ojerosa Y Pintada: La vida en ciudad de México
Autor: Francisco Agustín Yánez
Editorial: Planeta
Año: 1959
Páginas: 208

nota

Agustín Yánez nació Guadalajara en 1904 y murió en 1980.

Es considerado como parte de la “Generación súper realista” también conformada por escritores como Alejo Carpentier, Jorge Luís Borges y M. A. Asturias.

Este libro, junto a “Al filo del agua” son sus libros mas reconocidos.

En “Ojerosa y pintada”, la trama gira en torno a un día en la vida de un chofer de taxis en el DF. Y el libro esta dividido en tres partes: cuesta arriba, parteaguas y cuesta abajo.

El libro es un fiel reflejo de la vida agitada que existe hoy por hoy n las grandes urbes. E imagínense, si hablamos de grandes ciudades, y queremos ejemplificar nuestra realidad latinoamericana, el DF es la mejor opción.

En su recorrido de 24 horas (que parte con un parto en el asiento trasero y termina con la muerte del revolucionario, benefactor del taxista) nuestro amigo llevara a muchas personas, todas diferentes, con sueños, miedos y anhelos que en nada se parecen al del pasajero anterior.

Entre los pasajeros mas particulares, esta un niño muy pobre que va a ver a su mamacita enferma y que –al viajar gratis- le dice al taxista que tendrá bonanza durante su jornada (así fue, de hecho, durante esas horas gano mucho dinero). También sube un hombre “medio quijotesco” quien dice leer la historia del DF viendo sus cloacas. El hombre le asegura al taxista (quien se detiene a escucharlo) que el único lugar donde todos son iguales, es en la cloaca, ya que los desechos de todos se mezclan ahí. Con lo que dice este personaje, se lee una analogía entre el DF y Babilonia (que fue derrotada por sus cloacas). Babilonia era la ciudad en la cual los hombres querían ser dioses y mirar a sus pares hacia abajo, a diferencia de Jerusalén, que estaba regida por Dios, Babilonia era una ciudad oscura regida por la ambición del hombre, por lo que cabe preguntarse ¿Es el DF la Babilonia actual? Pienso que en cualquier ciudad con las dimensiones del DF (Calcuta por ejemplo) es inevitable que converjan multi-etnias, con diferentes creencias y por lo tanto valores, metas, ambiciones (y formas de conseguirlas) y formas de vida, por lo que la analogía tiene bastante sentido.

En fin, el libro tiene tintes religiosos que podemos ver si hacemos una segunda lectura (por ejemplo hay un “Jesús” indígena, o el niño que augura bonanza, o el quijote que compara las cloacas con el “ADN” de la ciudad) y también una critica muy fuerte al sistema en el cual estamos insertos, porque no importa que no vivamos en el DF, todas las ciudades se parecen mas cada día. Con esto de la globalización, Santiago esta a la par de cualquier ciudad.

Si les tinco la novela, adelante, es una buena muestra de la novela hispanoamericana contemporánea.

PEACE OUT

Comments are closed.