post icon
Titulo original: Преступление и наказание
Editorial: Aguilar
Año: 1866
Páginas: 400
nota

Definitivamente me he encontrado con otro clásico universal. No se como ni porque me decidí a leer este grueso libro. Solo se que me intrigaba y eso era motivo suficiente para dedicarle un par de horas “aquí y aya”.

Al final termine odiando los deberes de la Universidad porque no me dejaban tiempo para leer “sobrio” este excelente libro.

Imagen

La historia narra la vida el estudiante de 23 años Rodion Raskolnikov un joven estudiante de la Rusia zarista.

El joven ha debido dejar la Universidad por motivos económicos y a pesar de ser un promisorio alumno se ve relegado a pasar sus días en una pensión de mala muerte y sobrevivir gracias al dinero que le envía su madre a Petesburgo.

Esta constante tensión se exacerba cuando una idea morbosa se incuba en su cabeza: matar a la vieja usurera con la cual empeña sus más valiosas posesiones.

Rodion lo ve así: el es joven y con el dinero de la vieja, le quitaría un peso a su madre y hermana, podría volver a la Universidad, titularse y mantenerlas a ambas. Asesinar a la vieja equivaldría a “romper huevos para hacer una tortilla” Por su parte, la anciana es vil, vieja y solitaria. Nadie extrañaría su presencia y es más, el libraría al mundo de alguien tan desagradable.

La idea termina por emponzoñar a Rodia quien temerariamente lleva a cabo la acción, pero para su desgracia, también mata a Lizaveta, hermana de la vieja, quien llego inesperadamente al lugar.

Este evento marca a Rodion de gran manera.

Perturbado el joven roba un par de cosas y las esconde bajo una piedra. A partir de ese momento, empieza a cargar una cruz difícil de llevar.

Paralelamente su madre y hermana se mudan a Petersburgo por el inminente matrimonio de Dunechka, su hermana, quien contraerá nupcias con un arrogante burgués. Rodia sospecha que el enlace será un “sacrificio” de su hermana, para procurarle un futuro esplendor a el y su madre. Empecinado en evitar la boda, Rodia se pelea con su futuro suegro y familia, logrando evitar postreramente la boda cuando demuestra la verdadera personalidad del hombre.

Este y otros malos ratos, debilitan la salud de Rodia, quien desvaría y abandona cualquier trato con la gente, encerrándose en su cuchitril.

Es en esos momentos cuando piensa en lo que hizo y se justifica pensando en una teoría que postula la existencia de dos tipos de hombres: Los que tienen una mera función reproductiva y aquellos que son extraordinarios, y por estar llamados a cambiar el mundo, pueden incluso cometer crímenes.

Lo que sigue son semanas en las que Rodia comienza a sentirse observado y perseguido. La llegada de un antiguo patrón de su hermana lo perturba y molesta, pero por otra parte, encuentra confort en la figura de Sonia, una prostituta que al igual que el, sufre en carne propia las consecuencias de ser pobre.

Sonia y Rodia compartirán sus penas y cavilaciones juntos. Ella se desvive por mantener a su familia y el hizo lo que hizo por ayudar a la suya.

Al final Rodia- en un acto de honestidad- confiara a Sonia su horrido secreto.

Sonia lo insta a entregarse, pero a la vez le promete eterno amor. En un acto simbólico, Rodia le pide a Sonia que le lea un pasaje de la Biblia donde Lázaro resucita. Aquí, Raskolnikov, para quien no existían leyes a las que obedecer, pone algo de su fe en Dios, y emprende una nueva vida, en la que ya se convence que no es un superhombre, al lado de la mujer que ama.

Al final, Rodia se entrega y es condenado a ocho años de trabajo forzado en una prisión en Siberia.

Sonia lo acompaña y espera pacientemente el paso del tiempo, para vivir con el hombre que ama.

Espero haber resumido bien la novela. Lo que quiero es que se hagan una idea de la magnitud de la obra y la posibilidad de leerla y releerla para encontrar nuevos significados y episodios.

La novela es sumamente descriptiva y a través de los ojos de Rodia, podemos hacernos una buena idea de la vida en la Rusia zarista. Además de percibir las miserias que pasa este joven que odia tanto las diferencias sociales y económicas a las que esta supeditada la gente.

Al final no queda más que preguntarse: ¿Fue un crimen lo que hizo Rodia? O la sociedad fue la que lo obligo a sobrevivir a costa de esa vieja-parasito que no hacia bien a nadie.

Crimen y Castigo es una sobrecogedora radiografía a Rusia y sus problemas. Un libro vívido y atemporal que encanta y perturba.

Disfrute demasiado la lectura y definitivamente quisiera instarlos a leer este clásico de la literatura universal.

No sean prejuiciosos y se dejen llevar por el volumen o portada del libro, su contenido es lo que realmente importa.

PS: La versión que leí, tiene “solo” 400 hojas por estar escrito con letra pequeña y en dos columnas por plana. La versión promedio, excede con creces el “escuálido” número.

PEACE OUT

Comments are closed.