post icon
Titulo original: La tregua
Autor: Mario Benedetti
Editorial: Pehuén
Año: 1960
Páginas: 175
nota

Un libro lleva a otro libro. Eso ya lo dije en alguna ocasión y lo vuelvo a repetir.

¿La forma en que llegue a Benedetti y La Tregua? Bastante particular.

Resulta que en las clases de italiano, mi profesor José Blanco llevo una foto del novel autor uruguayo y la comparo con nuestro compañero Pedro Peirano. Sin lugar a dudas la semejanza era notable.

¿No les dije que mi acercamiento a Benedetti fue raro?

Acto seguido me propuse leer algo del uruguayo y salir de dudas, mal que mal, no hay peor enemigo que la ignorancia.

Imagen

Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia (si, ese es su nombre entero) escribió la Tregua en 1960, logrando gran impacto tanto en Latinoamérica como Europa.

El libro fue mas tarde llevado al cine con mesurado éxito.

El libro no es mas que el diario de vida que Martín Santomé mantiene entre el 11 de Febrero de 1958 al 28 de febrero de 1959.

Por medio de el, nos enteramos de la monótona vida de Martín: tiene cerca de 50 años, trabaja como contador en una tienda de repuestos para automóvil, es viudo y vive con sus tres hijos.

La única expectativa es su futura jubilación.

La relación con sus hijos ha decaído notoriamente desde la muerte de Isabel, su mujer y ahora parece que nada lo conmoviese, hasta que aparece Laura Avellaneda, una chica de 24 años que llega a trabajar como su secretaria.

Gracias a esta chica (que tiene la edad de su hija Blanca) la vida de Martín cambia.

En un arranque de honestidad, y después de pocas semanas de haberse conocido, le declara su amor a Avellaneda. Como lectores, somos testigos de la gloria que parece alcanzar Martín cuando la chica le dice que “el también le gusta”.

A partir de este momento, la vida de este hombre deja de ser gris y adquiere tonalidades absolutamente nuevas.

Todo va tan bien, que Martín se anima a proponerle matrimonio a Laura. Hay problemas si, el hombre se entero de la homosexualidad de su hijo Jaime y éste más encima se marcho de la casa. La relación con su otro hijo tampoco mejora y solo Blanca le da una que otra alegría. ¡Pero que importa! Todo puede mejorar ahora que Laura esta en su vida…hasta que Laura cae enferma y muere producto de una gripe fulminante (recuerden que esto sucede a mediados del siglo pasado).

De ahí que Martín escriba este desgarrador episodio en su diario:

“Es evidente que Dios me concedió un destino oscuro. Ni siquiera cruel. Simplemente oscuro. Al principio me resistí a creer que eso pudiera ser la felicidad. Me resistí con todas mis fuerzas, después me di por vencido y lo creí. Pero no era la felicidad, era sólo una tregua. Ahora estoy otra vez metido en mi destino. Y es más oscuro que antes, mucho más”

La verdad es que el libro es súper potente y muy desolador. Pero a la vez es honesto y retrata la vida del hombre promedio minuciosamente.

El merito de Benedetti fue el de empezar a escribir literatura urbana, cuando sus pares solo escribían literatura rural.

Imagen

La maestría de Benedetti para retratar a los “montevideanos” es increíble y a pesar del exilio vivido por el autor, su amor por la bella capital de la Republica oriental del Uruguay es vivido y muy mágico.

En lo personal, pienso que Uruguay es un país hermoso (de los mas lindos que he visitado) por lo que llego a dos conclusiones: tengo que volver y ¡obvio que Benedetti lo quisiera tanto!

PEACE OUT

Comments are closed.