post icon
Titulo original: El naufragio de la luz
Autor: Hernán Neira
Editorial: Ediciones B
Año: 2004
Páginas: 144
nota

Ayer compre el libro de Hernán Neira “El naufragio de la luz”. Durante la noche, pensé en hojearlo antes de dormir y ver como partía el libro. No se si lamentable o afortunadamente empecé a avanzar y no fui capaz de detenerme hasta haber terminado de leerlo bien entrada la madrugada.

Quede gratamente impresionado con la novela de este joven autor chileno, quien gano el premio “Las dos orillas” con este libro.

Antes de contarles un poco sobre el libro, me gustaría hablar un poco sobre el autor para que vayan conociendo más sobre las letras chilenas.

Hernán Neira nació en Lima en 1960 y pasó su infancia en Santiago y Madrid. Se doctoro en filosofía y además estudio sociología y lingüística.

Su trabajo no solo se reduce a “El naufragio…” puesto que antes había publicado “A golpes de hacha y fuego” (1995), “El sueño inconcluso” (1999), y un par de ensayos titulados “El espejo del olvido” (1997) y “La ciudad de las palabras” (2004).

Eso si, el libro que la rompió fue El naufragio por el cual, como decía antes, gano el premio Las dos orillas.

Imagen

Un joven instruido como guardafaros deberá trasladarse a la isla de Ameland para hacerse cargo del faro y reemplazar al cuidador anterior, que murió bajo extrañas circunstancias.

Allí se encontrara con una comunidad de isleños hermética y distante, que parece vigilarlo las 24 horas del día.

Ante tan poco alentador futuro, nuestro protagonista se acercara a la única mujer que rehúye al grupo. Evasiva y misteriosa, Mareika (la chica) termina por convertirse en la única amiga y compañera del guardafaros, quien se entera que la niña es la hija del difunto guardafaros anterior.

Cuando el sentimiento de amor crece entre ambos, la pareja decide casarse en el continente y formar una familia, por lo que comienzan a esperar ansioso el retorno del bou (embarcación con provisiones) para marcharse.

Lo que el guardafaros no sabia era que todos los isleños están en contra de que abandonen la isla y harán lo imposible para atarlos a Ameland. Aquí Neira muestra de manera magistral, la desesperación, imposibilidad del ser y angustia que vive la pareja al estar prisioneros en el medio de la nada a manos de una tribu de misteriosos y peligrosos isleños.

Al final, Mareika y su novio logran escapar en una precaria embarcación que los llevara a poner en peligro sus vidas merced de una tormenta inmisericordiosa. Cuando finalmente sean rescatados, ambos se darán cuenta que nada era lo que parecía y que su soledad y aislamiento no era la isla, sino sus pasados tormentosos que los ataban a recuerdos nubosos y lejanos.

El naufragio de la luz es un libro un tanto dificil de procesar. Requiere una segunda lectura y te deja pensando. No sabes si todo fue una invención de Mareika y ni siquiera si Ameland efectivamente existe.

Lo mismo pasa con el guardafaros (nunca sabemos su nombre) quien cuando vuelve a tierra, no es capaz de encontrar a nadie que lo conozca y menos que haya escuchado de Ameland. De la misma forma, la historia de la isla y sus fundiciones son precarias y se sustentas en el destino y lo que la mar quiera.

Al final, ambos son presa de un destino que se ve incierto y difícil y de hecho, su unión (lo único real que tenían) se vera en serias dificultades al ninguno estar seguro de quien es y por lo tanto no poder entregar al otro solvencia ni seguridad.

Una gran novela de Neira la cual les recomiendo a todos ustedes. Les aseguro que cuando abran el libro y lean la primera pagina, ya no habrá vuelta atrás, serán irremediablemente arrastrados a Ameland y deberán sortear las dificultades que los protagonistas viven en carne propia.

PEACE OUT

Comments are closed.