post icon
Titulo original: Pasiones griegas
Autor: Roberto Ampuero
Editorial: Planeta
Año: 2006
Páginas: 256
nota

En el instante en que el nombre del autor esta escritos con caracteres más grandes que el titulo del libro, podemos empezar a preocuparnos por un par de razones que paso a exponer:

- El autor logro fama con alguna obra anterior.

- Esa obra puede ser perfectamente su cenit creativo y de ahí en adelante todo va a ir en franca decadencia.

- Va a seguir repitiendo la formula y por lo tanto todos sus próximos libros tendrán “el mismo sabor”.

- Nos dejo tan encantados “con ese” libro que precedió su nombre en letras doradas que nuestras expectativas no se pueden llenar con sus postreros trabajos.

Esto es exactamente lo que sucede con “Pasiones griegas” el último libro de Roberto Ampuero.

Con “Los amantes de Estocolmo” y también quizás con los primeros libros protagonizados por Cayetano Brulé, Ampuero logro esa fama que te permite escribir tu nombre con letras grandes y doradas. Por lo que se dan los fenómenos antes mencionados (por lo menos la vara queda muy alta y nosotros esperamos algo más).

Así mismo, pienso que sería bueno para Ampuero dar un giro a su narrativa y escribir algo diferente como “El hombre golondrina” (comentado aquí) un libro de cuentos que lo alejan de su faceta noir-detectivesca que lo ha hecho tan famoso.

Ojala pueda salir un poco de su campo y darse el lujo de explorar otras áreas narrativas, que de seguro lo hace bien (ahí otro lujo de ser un escritor reconocido).

Imagen

En “Pasiones griegas”, conoceremos a Bruno Garza, un profesor universitario chileno que vive junto a su esposa Fabiana en el medioriente americano (Illinois).

Su hija Carolina estudia medicina en New York y la vida de la pareja es por decir lo menos, tranquila.

Un dia –y mientras Fabiana se encontraba de vacaciones en Centroamérica- Bruno recibe una llamada misteriosa que gatilla una aventura que lo llevara a replantearse su vida, evaluar su matrimonio y escarbar en affaire pasados que lo atormentan nuevamente.

A esto, se suma un mail de Fabiana en el que le dice que ella se ha marchado y que no la busque. Asombrado, extrañado y atemorizado de ver su idílica vida arruinada, Bruno parte en pos de su mujer en un viaje que lo llevara a Centroamérica y el bello sur de Grecia.

En el camino se topara con un detective sueco que lo contacta por la muerte de una ex amante que el tuvo y dos chicas que al igual que el, andan buscando respuestas mientras recorren el mundo.

La novela tiene un final abierto que no calzo con ninguno de los postulados que yo barajaba y eso me parece bien (no me considero malo para deducir finales).

Pero si lo anterior era algo bueno, la historia en general me parece que se sostiene en hechos por decir lo menos, inverosímiles y muy poco probables, lo que a mi parecer, va en detrimento de la novela, ya que la hace tambalear mucho.

La figura de las dos chicas que acompañan a Bruno en la búsqueda son tan “intangibles” que parecen más una constante alucinación de él a algo real.

En resumidas cuentas, “Pasiones griegas” me parece uno de los libros más flojos de Ampuero y curiosamente uno de los más marketeados.

Ojala que a Ampuero aun le queden cartas bajo la manga para sorprendernos con libros en el cual el titulo vaya en letras más grandes que su nombre.

PEACE OUT

Comments are closed.