post icon
Titulo original: Il nome della rosa
Autor: Umberto Eco
Editorial: Lumen
Año: 1980
Páginas: 607
nota

Hace un tiempo ya que en varios foros donde se iniciaba un tema que decía algo como “¿Cuál es tu libro favorito?” veía figurar entre la mayoría de las respuestas el libro de Umberto Eco, “El nombre de la rosa”. Como el bicho de la curiosidad pica y pica fuerte, no resistí la tentación de conseguir el libro y saber porque tanta gente lo considera tan bueno.

Para mi sorpresa, el libro es una sinergia de géneros con los que estoy familiarizado y además disfruto mucho. El tinte de novela negra, los rasgos de la novela gótica y una buena dosis de misterio me hicieron sucumbir en las primeras 5 hojas.

La novela se desarrolla en 1327 y es protagonizada por el inteligentísimo y sagaz Guillermo de Baskersville y su discípulo Adso de Melk quienes llegan a una monasterio en medio de los Alpes italianos para celebrar una reunión entre quienes están a favor de los monjes franciscanos espirituales y quienes no (el Papa).

La asistencia de Guillermo obedece a su posición dentro de la orden de los franciscanos. En el se basan las esperanzas que tiene la orden para sobrevivir a la persecución que el Papa Juan ha emprendido contra ellos valiéndose de los inquisidores. El Papa dice que los espirituales son herejes que atentan contra las bases del cristianismo y van “por ahí” contaminando a la plebe que no hace más que seguirlos y engrosar sus filas.

Además, los postulados de los franciscanos chocan directamente con los del Papa, quien no tolera la idea de vivir una religión sin posesiones materiales y al amparo de la voluntad de los cristianos.

Pero en medio de este importante acontecimiento, dos crímenes vienen a enturbiar la aparente tranquilidad del monasterio y es ahí donde el abad recurrirá a la perspicacia y poder deductivo de Guillermo para resolver el problema.

Lo que al principio parecía no tener un móvil claro, terminara siendo una madeja difícil de desenmarañar pero que apunta al halito de misterio que envuelve a la famosa biblioteca del monasterio y a su cancerbero, Jorge de Burgo.

Imagen

La historia esta increíblemente narrada y ambos personajes (Guillermo y Adso) son fieles representantes del genero policial; ya saben: Sherlock y Watson, Brulé y Suzuki etc.

Me fascino también, la forma en que estos intelectuales podían discutir con palabras agudas y argumentos que me dejaban colgado, citando libros en latín u otros idiomas que no conozco. La forma en que se enfrentaban dejaba chico cualquier duelo de espadas o incluso de carácter físico.

Los misterios que oscurecían este lugar sagrado e iluminado nos abstraen de la “seguridad” que podría irradiar un monasterio y nos hacen tambalear y dudar de todos y cada uno de los monjes que lo habitan.

Lo que desconcierta a veces son la infinidad de citas en latin que hacen los eruditos en varios pasajes del libro. Como no entiendo esa lengua, quedo colgado (pero no fuera del meollo del asunto).

Cerrando, no me queda más que recomendar el libro y si lo leen, pueden seguir con la adaptación al cine que se hizo en 1986 y que esta protagonizada por Sean Connery y Christian Slater. Todo un éxito.

PEACE OUT

Comments are closed.