post icon
Titulo original: Harry Potter and the deathly hallows
Autor: J.K. Rowling
Editorial: Bloomsbury
Año: 2007
Páginas: 759
nota

¿Qué era de mí en 1997? Pues aun estaba en el colegio, estaba empezando a ir al gimnasio, jugaba fútbol de manera esporádica y leí­a Harry Potter y la piedra filosofal.

Diez años más tarde, puedo decir que he cambiado bastante y si hay algo que vincula 1997 con 2007 es definitivamente la saga del “niÃño que vivió”.

Sin ir mas lejos, ayer -cuando termine el libro- me di cuenta de cómo se ven los siete volúmenes en mi estante, uno al lado de otro.

De los siete volúmenes, cuatro son pirateados, uno esta derechamente traducido por fanáticos y dos son originales. El sexto lo compré en la librería Antártica el dí­a de su lanzamiento en español y éste -el séptimo- lo encargue a Amazon y está en inglés.

Una década junto a un personaje de ficción no es poco y menos si hablamos de Harry, quien es seguido por millones de personas en todo el mundo.

La verdad es que en esta oportunidad no podía esperar la traducción, no sentía ganas de escuchar comentarios o spoilers y menos esperar a que saliera la película ¡Imposible! Si pensamos que este es el fin de tan insigne saga.

Imagen

En fin, dicho y hecho, con el libro en mis manos y la semana de vacaciones de septiembre por delante, me enclaustre a devorar las 750 hojas que Rowling dedico a su hijo más famoso.

El libro retoma justo donde termino “Harry Potter y el príncipe mestizo” (comentado aquí­). La búsqueda de los horrocruces restantes es imperiosa a fin de derrotar a “aquel que no debe ser nombrado” pero el tiempo parece acabarse ahora que los mortí­fagos, los dementores y Voldemort han derrocado al Ministerio de Magia, Hogwarts y todo lo que tenga algo que ver con magos.

Harry, Ron y Hermione son buscados por cielo mar y tierra ya que son considerados como los principales culpables de a muerte de Dumbledore. Ningún lugar es seguro y la “Armada de Dumbledore” junto con la “Orden del Fénix” son los últimos estandartes que luchan contra la opresión de “aquel que no debe ser nombrado”.

Pero eso no es todo, ya que Harry y sus amigos se toparan con la leyenda de los “Deadly hallows” o relicarios de la muerte, tres objetos legendarios que al ser unidos permitirán “a quien lo haga- doblegar y dominar a la muerte.

El tiempo apremia y los tres muchachos deberán buscar ayuda en los lugares más recónditos para lograr derrotar al señor oscuro, quien crece y crece a medida que avanza el tiempo.

Imagen

Esta última entrega es aun más oscura que sus predecesoras y litros de sangre, junto a muertes de personajes insignes, teñirán las hojas de rojo.

La acción es trepidante y se nota el esfuerzo y dedicación que Rowling puso en cada página. Como también supondrán, hay espacio para el amor (aunque mí­nimo) y las grandes revelaciones a las que nos tiene acostumbrado la inglesa.

“Harry Potter y los relicarios de la muerte” viene a cerrar un cí­rculo fabuloso que encantó al mundo e introdujo a millones de personas al lindo mundo de la lectura. Sin ir má¡s lejos, yo comencé a leer gracias a Rowling y el increíble mundo que creo.

Es curioso, pero a los pocos dí­as que me llegara el libro, Amazon me envió un mail que decía “No es el fin del mundo: Las sagas que vienen después de Harry Potter”. ¿Pero saben que? Como publicista, huelo esas triquiñuelas baratas;de cierta forma, la magia terminó con este volumen y deberán pasar años hasta que otra obra literaria releve a Harry Potter.

Por lo menos me queda el consuelo de los siete libros que descansan en mi repisa, puedo volver a ellos cuando quiera y la magia seguirá ahí­, porque no importa mi edad o que pase, la magia del “niño que vivió” siempre estará ahí­, a nuestro- alcance.

PEACE OUT

Comments are closed.