post icon
Titulo original: Mr. Vertigo
Autor: Paul Auster
Editorial: Anagrama
Año: 1994
Páginas: 288
nota

Siguiendo con los libros de Auter, llega el momento de comentar “Mr Vértigo” un libro que hace honor a su nombre de una manera brutal.

La historia –biográfica por lo demás- esta llena de hechos inauditos e inverosímiles, pero tan bien hilvanados que nunca los pones en duda.

Como bien decía, el libro es la historia de Walter Claireborne Rawley, un hombre de vida increíble, la cual no solo cambia en 180º sino que esta llena de magia, lagrimas, dinero, sonrisas y peligro. Un verdadero festín creativo.

Corría la década del 20 y el pequeño Walt, de tan solo nueve años, mendigaba unas monedas en una concurrida calle de San Luís. Su vida era dura y nadie daba un peso por el. Sus padres habían muerto y el pequeño vivía con sus dos tíos: el flaco Slim y la obesa de su mujer.

Esa noche en particular hubiese sido igual que otras a no ser por la milagrosa e inesperada intervención del maestro Yehudi, un hombre elegante que se acerco a Walt y le ofreció dejar atrás todo lo que el conocía en pos de una promesa: hacerlo volar.

Imagen

¿Se imaginan eso? ¿Que un hombre se te acerque y te diga que puede enseñarte a volar? Locura.

Así pues, sin nada que perder y mucho que ganar, Walt deja atrás su miserable vida en “el Lou” y parte rumbo a Kansas donde lo esperan mama Sioux y Aesop, unica familia del maestro Yehudi.

Es en ese lugar donde se empiezan a operar los cambios más increíbles en el pequeño Walt. No solo dejara de ser un niño y pasara a ser un adolescente, sino que será sometido a pruebas arduas y humillantes que –tras tres años de esfuerzo- dan resultado. Walter Claireborne Rawley puede volar.

Toda la primera parte del libro es vertiginosa (de ahí a lo que decía sobre la buena elección del titulo), pero de un momento a otro Auster se encarga de pegarnos una cachetada matando a dos personajes demasiado importantes y gravitantes tanto como para Walt, como para nosotros. Y ahí estas, solo y con mucha incertidumbre. Sin saber que hay más adelante. Dándote cuenta que no todo era tan lindo y mágico.

En lo que sigue, Auster nos maravilla y vuelve a encumbrar a las alturas más ignotas.

Nos involucramos tanto con Walt y el maestro que somos el tercer acompañante en su increíble historia. Nos da tanto y quita todo de golpe que se nos hace un nudo en la garganta, nos da pena y no sabemos como encontrar consuelo.

Imagen

“Mr Vértigo” no es una de las novelas de Auster que más ruido ha metido, pero tras leerla te preguntaras el porque. Supongo que es porque el resto de su obra es realmente increíble y unos libros terminan opacando a otros como éste.

La historia me deleito, eso sí, sentí poderosamente que hacia el final, el libro se apresura y decae. Los hechos se precipitan y Walt –quien narra su vida- desmerece la ultima parte de su existencia, contándola a medias y casi como si estuviese aburrido con el ejercicio de escribir.

La verdad sea dicha, después de contar como volaba en su juventud, todo lo demás puede parecer aburrido y sin sentido, ¿no creen? Pero eso no da derecho a quitarnos tanto en tan pocas hojas.

En fin, “Mr. Vértigo” es tremenda historia, muy bien narrada y articulada por Auster, eso si, a quienes quieran leer al Auster que es sinonimo de New York en la actualidad, pues no encontraran eso aquí. Aquí hay magia, hay Kansas, hay San Luís, hay sueños y mucha imaginación, por lo menos más que en The Brooklyn Follies o Leviatán (ambas comentadas aquí) que son historias plausibles y factibles, a pesar de estar escritas en base al azar y el destino.

Auster es “the shit”. Me gusta mucho y en mi velador ya hay dos novelas más de el. Por ahora no me aburro y solo quiero empaparme con la “literatura Austeriana”.

PEACE OUT

Comments are closed.