post icon
Titulo original: Travels in the Scriptorium
Autor: Paul Auster
Editorial: Anagrama
Año: 2007
Páginas: 183
nota

No he leído muchos comentarios sobre este libro, pero para mi ha sido una bomba. Nunca espere algo así, nunca espere que Auster jugara conmigo (nosotros) de esta forma, jamás espere el combo que se venia.

Lo primero que cito es a Huidobro y su mentada frase que guarda relación con el escritor y sus hijos de tinta. Huidobro dice que el escritor es un pequeño dios y que como tal hace y deshace; ¿pero se han puesto ha pensar en que sucede si éste dios es irresponsable y se despreocupa de sus hijos?

Es algo tenebroso pensar en “Viajes en el Scriptorium”, porque al igual que “Una noche de navidad”, todos los personajes creados por Auster, visitan a Mr Blank para ajustar cuentas.

Mr. Blank es el equivalente a Auster, y todos los personajes de sus libros le prestan visita.

Imagen

Pero volvamos un poco atrás y ordenémonos.

La novela parte cuando Mr. Blank despierta y se encuentra en una habitación que no reconoce. Todo el mobiliario tiene adhesivos con el nombre del objeto en cuestión, y hay un manuscrito que habla sobre la batalla librada entre la confederación y los rebeldes.

Pero eso no es todo, ya que cada cierto tiempo entra gente a hablar o cuidar a Mr. Blank. La primera es Anna Blumme a quien el reconoce vagamente pero no sabe de donde, la única certeza que tiene es que la ama profundamente pero así también, sabe que la hizo muy desgraciada.

Aparte de Anna Blume hay una serie de personajes que entran a la habitación de Blank y le cuentan que las fotos y documentos que se apilan en el escritorio, corresponden a los “agentes” que en su momento, fueron enviados por él a peligrosas misiones.

Mr. Blank no sabe de esas misiones, pero si entiende que todos ellos han vuelto para vengarse. Blank es casi una especie de nazi que envió a estos hombres y mujeres a la hoguera y ahora sufre de alzheimer y arrepentimiento por igual.

El libro se pasea entre la batalla que libra Mr Blank por entender lo que sucede y la historia de la confederación, la cual esta inconclusa pero es terminada por él.

En cuanto al final, pues no haré observaciones, pero les puedo decir que es un final abierto a varias posibilidades, todas dependiendo de la perspicacia del lector.

Imagen

Para quienes se pregunten que diablos es un scriptorium, pues les cuento que el scriptorium era un cuarto medieval en el cual los monjes se encerraban a escribir o transcribir textos, de ahí que la pieza donde esta Mr Blank sea un scriptorium.

Y ahora que pienso en el scriptorium salto a una novela como “El nombre de la rosa” de Umberto Ecco (comentada aquí) en la cual el monasterio es un laberinto oscuro que dista de ser un lugar de paz, reflexión y buenas intenciones; al final el scriptorium es una suerte de laberinto y nosotros una especie de Teseo que se adentra para matar al minotauro y rescatar a la chica, el punto es que a estas alturas es difícil que encontremos la punta de la madeja que nos permita salir.

“Viajes en el scriptorium” es lo ultimo de Auster, para 2008 se espera su nueva novela, así que en el ínterin seguiré leyendo su obra.

El influjo de Auster sigue presente y no se debilita, todo lo contrario.

PEACE OUT

Comments are closed.