post icon
Titulo original: The catcher in the rye
Autor: J.D. Salinger
Editorial: Edhasa
Año: 1945
Páginas: 276
nota
Artículos relacionados

Hace ya unos meses, mientras paseaba por los estrechos recovecos del café literario, vi de reojo este libro, no puedo negar que el resumen de la contraportada me sedujo de inmediato, pero como había ido en busca de algo especifico, deje el libro en stand by hasta nuevo aviso.

Semanas después fue el turno de “Tokio blues” de Haruki Murakami (comentado aquí) y hay dos cosas que recuerdo poderosamente: a tropa de asalto, compañero de cuatro de Watanabe y una parte donde le preguntan al mismo personaje si esta hablando como el personaje de “El guardián entre el centeno”, libro que siempre traía con el.

De ahí me volví a topar con alguien comentando este libro y ya no podía hacer nada, debía buscarlo.

El libro fue escrito a mediados de la década del cuarenta por J.D. Salinger y de inmediato se volvió un libro de culto, una bandera de guerra sostenida por los jóvenes de esa época (y venideras) que veían en Holden Caufield a un par, un muchacho como ellos, desencantado, molesto y lleno de preguntas, un personaje real, tangible y que hablaba como lo hacían ellos, un futuro referente icono de las letras universales.

Imagen

El libro esta escrito de manera sencilla y es porque lo escribe Holden, quien a pesar de ser muy agudo e inteligente no tiene mas de 16 años.

Al principio Holden nos da a entender que después de los hechos relatados, ha sido recluido en una institución de carácter medico (hospital o psiquiátrico) y desde allí cuenta los sucesos de aquella memorable navidad.

Si bien nunca hay una navidad propiamente tal, Holden habla de esa época solo para situarnos en un espacio físico-temporal; se acercan las vacaciones y lo acaban de expulsar de Pencey por haber reprobado casi todas sus asignaturas (menos literatura).

A partir de una minuciosa y divertida descripción de Ackley y Stradlater, compañeros de habitación, Holden empieza a dejar claro que lo suyo es encontrar las pifias de la gente que lo rodea. No me (lo) malinterpreten, no es un mal chico, pero siempre esta deprimiéndose y empotrando contra todo el mundo por cuan miserables y detestables que los demás pueden ser.

Acto seguido y tras dejar su casa de estudios, Holden parte a New York donde reside su acomodada familia.

El plan consiste en demorar la vuelta a casa para no levantar sospechas en sus padres, quienes obviamente le preguntaran porque ha vuelto semanas antes de las vacaciones.

En ese espacio de tiempo Holden se hospeda en un hotel, es timado por una puta y su chulo, va a visitar a su hermana Phoebe y a su ex profesor Antolini.

Al final, el joven decide tomar sus cosas e irse al oeste, donde nadie lo conoce y nadie conocerá, pero es su hermana Phoebe quien lo persuade para que se quede en casa y vuelva a empezar.

El libro tiene una fuerza anormal, es impetuoso, rebelde y muy “cojonudo”. Un libro que me pareció (por primera vez) solo para hombres ¿Les ha pasado eso? A mi no, pero a medida que avanzaba, sentía que este no es un libro para mujeres, de ninguna manera.

El magnetismo de Holden te agarra y no te suelta, el chico tiene este humor absurdo y una forma de ver el mundo que a ratos de da risa y en otros es bastante deprimente.

El guante de béisbol que pertenecía a su hermano muerto, las manías de Ackley, la pregunta “¿donde van los patos en invierno?” y el odio hacia el cine, el teatro y todo lo que huela a falsedad dejaron una impronta en mí.

¡Que libro es “El guardián entre el centeno! Que maravilla de libro.

¿Les cuento más? Pues que el libro lo relacione con dos cosas: con el videojuego “Bullie” (comentado aquí) ya que me pareció que así era Pencey y ¡no me acuerdo! Creo que con tropa de asalto y lo que sucede en Tokio blues; pero de todas formas, arme puentes y relacione la historia con otros elementos, otras obras y otros trabajos que me ayudaron a meterme en la historia. Aunque es bastante raro haberla relacionado con un videojuego y ese otro libro.

No se que me pasa, iba a cerrar el comentario con algo puntual, pero acabo de olvidarlo.

Ojala hubiese mas libros así y ojala mas gente los leyera…

¡Me acorde! Mientras escribía un cierre forzado recordé lo otro que les quería contar y que también encontré brutal:

En un momento dado, Phoebe (la hermana chica de Holden) le pregunta que le gustaría hacer de grande, a lo que Holden confiesa que le gustaría ser “el guardián entre el centeno”. La explicación a continuación:

“Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Sólo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan a él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adonde van, yo salgo y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos. Yo sería el guardián entre el centeno. Te parecerá una tontería, pero es lo único que de verdad me gustaría hacer. Sé que es una locura.”

Me encanto la explicación, de verdad Holden es tremendo…guardián entre el centeno. ¡Que trabajo sería ese!

Los insto a buscar y leer este libro y de haberlo echo, pues reléanlo.

PEACE OUT

Comments are closed.