post icon
Titulo original: Nejimaki-dori kuronikuru
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Año: 1995
Páginas: 683

nota

Siento como si no hubiese leído ningún libro en muchos meses y fue solo hace unas pocas semanas que termine de leer “La invención de la soledad” de Paul Auster (comentado aquí ). Por lo que no puedo de dejar de preguntar ¿Qué paso entremedio?
Pues que me puse a leer a Murakami y por sobre todos sus libros elegí “Crónica del pajar…” Creo que nunca me había costado tanto mantenerme a flote con un libro, seguir a pesar de querer dejarlo, leer y sentir que no avanzaba, perderme en las gruesas hojas y dejar que la noción del tiempo se esfumara por horas y yo sin saber que hacer.

La historia en si es bastante extraña y a ratos disparatada, pero me fue inevitable sentir que leía una historia “basada en hechos reales” o mejor aun, una historia absolutamente plausible que si bien es ficticia, puede estar sucediendo en cualquier otro lugar mientras escribo estas letras.

Tooru Okada trabaja en un bufete de abogados y esta casado con Kumiko.
Sintiendo que lo suyo no son las leyes y aprovechando el buen pasar de su mujer, Tooru decide renunciar a su empleo y dedicarse a las labores hogareñas mientras busca otro empleo.
Un día estando en casa, una llamada telefónica lo distrae de sus habituales tareas y al contestar, la vida de nuestro protagonista sufre una extraña transformación.

La mujer que lo llama dice conocerlo y no solo eso, sino que se ofrece a satisfacer todas sus fantasías sexuales, incluso las inconfesables que ni siquiera su esposa Kumiko puede satisfacer.
Extrañado hasta decir basta, Tooru no sabe que contestar pero queda sumamente intrigado; no comenta nada a su mujer cuando esta vuelve.
A esto se suma la desaparición de su gato llamado Noboru Wataya (en “honor” al hermano de Kumiko) y peor aun, la desaparición de su mujer un día cualquiera.

Pero la bola de nieve que partió como un pequeño desprendimiento trae consigo muchas cosas más: las dos hermanas médium Creta y Malta Kanoo, la joven y extraña May Kasahara, al teniente Mayima y por sobre todo a la elegante Nutmeg Akasaka y su hijo Cinammon son personajes que trastocan la vida de Tooru.

El libro es como un sueño; es algo húmedo, caluroso, incomodo, agobiante, seco y áspero.
Las situaciones que debe pasar el protagonista van y vienen entre los sueños y la realidad; sueños lucidos, parálisis del sueño, sueños compartidos y despertares en falso son algunos de los síntomas que como lectores compartiremos con Tooru.

La sensación que me produjo la historia fue bastante extraña pero de todas formas tenia la necesidad de seguir leyendo y –también- dejar el libro botado por días enteros sin siquiera prestarle la mas mínima atención.

“Que japoneses” son los libros de Murakami…es impresionante; como que siento los tatami, los caracteres con los que escriben, la tranquilidad, la diferente forma de ver la vida, no sé, son MUY JAPONESES, por tonto que suene.

En resumidas cuentas “Crónica del pájaro…” es un libro atípico, donde los sueños juegan un papel preponderante y los personajes del tipo David Lynch se pasean tranquilos, pareciendo ser los únicos habitantes de la ciudad, sin embargo, eso de onírico e inclasificable tiene algo muy atractivo y diferenciador que termina por gustarme y mucho.

Deberé leer mas literatura oriental para saber si soy yo o Murakami efectivamente escribe de forma “tan japonesa”.
Los dejo con un video que recrea un pasaje del libro
PEACE OUT

Comments are closed.